Investigado por conducción temeraria un chófer de autobús por poner en "peligro real" a 60 vecinos de Olivenza

Avería de autobús
GUARDIA CIVIL
Publicado 25/04/2018 12:51:06CET

   MÉRIDA, 25 Abr. (EUROPA PRESS) -

   La Guardia Civil ha abierto unas diligencias por un presunto delito de conducción temeraria que ha trasladado ante la Fiscalía de la Audiencia provincial de Badajoz al chófer de un autobús que puso en "peligro real" a 60 vecinos de Olivenza (Badajoz), la mitad de ellos menores, que se trasladaban hasta Valencia de Alcántara (Cáceres)

   Dicho traslado se realizó con un vehículo que presentaba deficiencias en los neumáticos, en los pilotos indicadores de dirección, y asimismo superó los límites de velocidad en un día de lluvia.

   El viaje se produjo el pasado 16 de marzo, cuando el grupo de oliventinos se trasladó hasta la localidad cacereña para jugar y animar en un partido de fútbol. En el trayecto de ida surgió una avería del autobús en el municipio de Alburquerque que obligó a sustituir el autobús para poder continuar la marcha.

   En ese momento, los ocupantes del mismo observaron el "pésimo estado" en el que se encontraban las ruedas del vehículo, por lo que al verse expuestos en su seguridad, decidieron denunciar los hechos, según informa la Guardia Civil en una nota de prensa.

   Con la información obtenida por los denunciantes y las pruebas aportadas, el equipo del Grupo de Investigación y Análisis del Sector de Tráfico de la Guardia Civil en Extremadura inició una investigación para esclarecer los hechos.

   Con el desarrollo de la investigación, gestiones e inspección en la empresa responsable del autobús, se pudo corroborar que el estado de ocho de los neumáticos era "pésimo", y que los pilotos indicadores de dirección estaban rotos.

   Los agentes también pudieron constatar a través del tacógrafo del vehículo que la velocidad en dicho trayecto superó la máxima permitida y que el citado viaje se llevó a cabo con la calzada mojada debido a las precipitaciones que se produjeron el día del viaje.

   Ante los citados hechos, análisis de las deficiencias del vehículo, como de la circunstancias acaecidas, se instruyeron diligencias al conductor del autobús, por un presunto delito de conducción temeraria, al existir una situación de "peligro real" para los 60 ocupantes del vehículo.

   Finalmente, la Guardia Civil ha destacado que la información ciudadana, en este caso la prestada por los propios afectados, ante los ilícitos que se observen en la conducción, puede evitar situaciones de riesgo en las carreteras.

Contador