La Junta cree "inexplicable" la amenaza de retención de Hacienda

Pilar Blanco-Morales
EUROPA PRESS
Actualizado 27/07/2016 13:36:42 CET

   MÉRIDA, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

   La consejera de Hacienda y Administración Pública de Extremadura, Pilar Blanco-Morales, ha subrayado que la Junta está en el mes de julio "a cero" con sus proveedores y ha señalado que la amenaza del Gobierno central con respecto a la retención de 177 millones por incumplimientos de los objetivos de estabilidad es "como si a un padre de familia le dicen que a partir del día 15 de cada mes no va a dar de comer a sus hijos y además le suben la hipoteca".

   "A día de hoy estamos a cero, tenemos toda la deuda pagada", ha dicho Blanco-Morales, quien considera que es "inexplicable" que el Ministerio de Hacienda amenace con retener fondos a la comunidad.

   Así lo ha dicho en declaraciones a los medios de comunicación para valorar los últimos datos publicados este pasado martes por el Instituto Nacional de Estadística, que recogen que Extremadura alcanzó los 201 millones de euros de déficit en mayo, lo que representa el 1,10 por ciento de su Producto Interior Bruto (PIB).

   Según la mandataria extremeña, los datos del déficit relativos al mes de mayo ponen de manifiesto el "compromiso" del gobierno regional con respecto a "cumplir con los objetivos de estabilidad sin recontar".

   "No hay recortes, sino todo lo contrario: recuperación de derechos; pero aún así hay un claro compromiso de destinar la mejora del sistema de financiación autonómica a consolidar", ha remarcado.

   Blanco-Morales ha reiterado que Extremadura tiene "un problema" con la Sanidad y, más concretamente, con su financiación. "Si queremos mantener los servicios públicos de calidad, especialmente mantener la sanidad al nivel que requiere el compromiso con los extremeños, es necesario destinar fondos".

   "Lo que no se puede hacer es ocultar facturas, no presupuestar el gasto que la sanidad requiere, y después salir como campeones de la lucha contra el déficit", ha dicho la consejera extremeña, en alusión al anterior gobierno regional del PP.

CONSECUENCIA DE LA GESTIÓN DEL PP

   Al respecto, ha remarcado que Extremadura "está pagando ahora el desastre de los presupuestos de 2015, el desastre de la gestión sanitaria" del exconsejero de sanidad, Luis Alfonso Hernández Carrón, a quien ha respondido que el "campeonato" --del incumplimiento del déficit-- lo tiene él.

   Según ha dicho, el "desaguisado" de las cuentas autonómicas es "culpa de quien creó un presupuesto de papel cargado de mentiras y de una gestión incomprensible", en referencia al anterior Ejecutivo regional del PP. "Las facturas no se pueden guardar en un cajón, hay que pagarlas", ha espetado la consejera extremeña, al tiempo que ha señalado que, al igual que en una familia, cuando no se pagan las facturas se genera déficit, y éste se transforma en deuda.

   Al respecto, ha dicho que el Ejecutivo de Guillermo Fernández Vara se va a centrar en "arreglar los problemas de los extremeños". Entre ellos "ir cumpliendo los objetivos de estabilidad", pero como ya ha reiterado en múltiples ocasiones, "en un plazo que tiene que ser más amplio, con mayor flexibilidad y, sobre todo, con mejora de ingresos", lo cual, ha añadido, no se consigue con una bajada de impuestos.

   En cuanto a las cifras que sitúan a Extremadura como la comunidad con el nivel de incumplimiento más alto del déficit, ha dicho que deben valorarse en términos relativos, dado el "escaso peso" que tiene el PIB regional en el conjunto del país. "Hay que ver lo que deben otros", ha dicho, y sobre todo hay que tener en cuenta los "incumplimientos del Estado", que además no es la administración que financia la Sanidad, que es competencia de las comunidades autónomas.

   "Eso sí es preocupante, que no haya solidaridad con las comunidades autónomas a la hora de un reparto más equitativo de los objetivos de déficit", ha subrayado.

   Para la consejera extremeña no se trata solo de un tema de financiación autonómica, una cuestión que mientras no se forme un nuevo gobierno se encuentra aparcada, sino que es también un tema de "financiación de servicios públicos", que han de tener una dotación "suficiente".