La Junta resalta que "no debe nada" a LEDA y asegura que el servicio de transporte por autobús "se va a mantener"

La portavoz de la Junta, Isabel Gil Rosiña
EUROPA PRESS
Publicado 20/03/2018 11:59:37CET

   MÉRIDA, 20 Mar. (EUROPA PRESS) -

   La portavoz de la Junta de Extremadura, Isabel Gil Rosiña, ha resaltado que el Ejecutivo regional "no debe nada" a la empresa LEDA y ha asegurado que el servicio de transporte por autobús que presta la misma "se va a mantener".

   Gil Rosiña, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, ha remarcado además que "estaría bien que no se utilicen medias verdades" y ha apuntado asimismo que la Junta, como "gobierno diligente que es", se va a sentar con la empresa para estudiar "posibles soluciones".

   De este modo, y a preguntas de los medios, la portavoz ha invitado en esta cuestión a separar la empresa de los trabajadores, además de recalcar que la Obligación de Servicio Público está "pagada" y el dinero que abona la Junta para subvencionar el 50 por ciento de los billetes de autobús de la Tarjeta SATE "está pagado a 31 de diciembre", además de avanzar que en las próximas semanas vendrá a Consejo de Gobierno la nueva convocatoria de la Tarjeta SATE.

   "Dicho esto, si la empresa LEDA decide no seguir con esas 15 líneas afectadas, la Junta de Extremadura asegura al conjunto de los ciudadanos que el servicio se va a mantener, incluidos los funcionarios de nuestra administración, que son muchos los que diariamente utilizan este servicio para venir a trabajar", ha apuntado.

   Por ello, ha insistido en que, "ante el anuncio, por llamarlo de manera respetuosa", de que LEDA pudiera dejar de prestar el servicio en determinadas líneas, la portavoz ha indicado que la Junta "garantiza que las líneas se van a seguir prestando".

   "No es la única empresa que se dedique a esa cuestión. La Junta de Extremadura hará lo que tenga que hacer para garantizar que los ciudadanos se puedan seguir montando en el autobús", ha sostenido.

   En otro orden de asuntos, y preguntada por la intención del banco portugués Caixa Geral de vender oficinas y el interés de Liberbank en su adquisición, Gil Rosiña ha asegurado que la administración autonómica no puede aventurarse en una cuestión que "no está encima de la mesa todavía".

   "Por lo tanto, atendiendo a los problemas que ya tenemos con la exclusión financiera, que son muchos, no nos vamos a aventurar al capítulo 2 cuando está por resolver el capítulo 1", ha dicho.