Junta y UEx crean nuevas figuras de formación para cubrir 30 vacantes de profesor en la Facultad de Medicina

Píriz y Vergeles se dan la mano tras la firma del convenio
EUROPA PRESS
Actualizado 16/05/2018 14:58:29 CET

   MÉRIDA, 16 May. (EUROPA PRESS) -

   La Junta de Extremadura y la Universidad de Extremadura han suscrito un convenio marco en materia formativa que pretende poner en marcha una solución a la falta de profesores en la Facultad de Medicina, que se estima en 30 en los próximos años, debido al "pico de jubilaciones" que se está produciendo en estos momentos y a las previstas en los próximos años.

   El acuerdo, suscrito este miércoles en Mérida por el consejero de Sanidad y Políticas Sociales, José María Vergeles, y el rector de la UEx, Segundo Píriz, regula, entre otras, una figura ya puesta en práctica pero que no estaba recogida en el anterior convenio marco de 2003 que es el profesor titular vinculado interino.

   Se trata de un profesional del Servicio Extremeño de Salud (SES) con actividad asistencial y que al mismo tiempo da clases en la universidad extremeña. Una figura que se puso en marcha debido a que carecen de una plaza como titular de universidad, en tanto que no están acreditados por la ANECA, pero que tienen "la suficiente experiencia clínica y bagaje investigador" como para que, "ayudándole un poco", en el plazo "razonable" de tres años, consigan esta acreditación y puedan presentarse a las plazas de profesores titulares.

   Así lo ha explicado Vergeles, quien ha resaltado que esta dificultad para encontrar docentes afecta a "todas las facultades de medicina" de España. Un aspecto en el que ha abundado el rector, Segundo Píriz, quien ha destacado que la plantilla de plazas vinculadas se ha fijado inicialmente en 30 y que se irán cubriendo "según disponibilidad presupuestaria".

   Según ha explicado, era "necesario" este nuevo marco de colaboración con el objetivo de "solucionar alguno de los problemas" que tiene todo el sistema universitario español con sus Facultades de Medicina, que es la falta de profesores que hayan podido desarrollar una carrera docente para poder ser acreditados por la ANECA.

   Por otro lado, también es novedoso el reconocimiento a los colaboradores residentes, que son los médicos, enfermeras, psicólogos, biólogos, químicos y farmacólogos que están haciendo la especialidad en el SES y que tienen una vocación docente, ocupándose de dar formación práctica a los estudiantes que rotan por los servicios clínicos.

   Igualmente, es novedosa la mayor implicación que se persigue de los colaboradores universitarios honoríficos, que son los profesionales que por su trayectoria profesional no van a alcanzar ser acreditados por la ANECA para alcanzar una plaza de profesor titular, pero que "haciendo uso de su ética médica, deontología, se comprometen y dan formación práctica a los alumnos de medicina, enfermería, terapia ocupacional, veterinaria, etc.".

   Una labor "altruista", ha dicho el consejero, que de esta forma se reconoce en forma de horas lectivas, que posteriormente se tendrá en cuenta en el cálculo de la carrera profesional del sanitario.

   Con estas medidas, se pretende afrontar la falta de profesores prevista en la facultad de medicina, que se calcula en una treintena en los próximos años. "Estamos asistiendo a una merma del contenido, de la 'materia gris' de la facultad", algo que según ha añadido Vergeles "no se puede arreglar con dinero, como así ocurre con el continente, es decir, con el edificio de la facultad.

CONVENIO DE "ÚLTIMA GENERACIÓN"

   Vergeles ha remarcado que se trata de un convenio de "última generación" que pretende adaptar la relación formativas entre ambas instituciones a los cambios experimentados en la sanidad y la educación en los últimos 15 años, entre ellos la entrada en vigor del Espacio Europeo de Educación Superior.

   Un acuerdo, con una vigencia de cuatro años prorrogable por otros tantos, que regula la formación de los estudiantes, pero también otros como el profesorado y la propia investigación. De esta forma, la Junta pone a disposición de la UEx todos los centros sanitarios, desde los hospitales hasta los consultorios, para desarrollar actividades formativas.

   También regula cuestiones como la accesibilidad geográfica, la investigación colaborativa, para lo que se crearán institutos mixtos de investigación, así como se produce un intercambio de equipos y medios entre ambas entidades.

   Además, establece dos tipos de centros, los universitarios, que actualmente son los complejos hospitalarios de Badajoz y Cáceres, y el centro universitario de La Paz de Badajoz, y los asociados.

SUBCOMISIÓN DE INVESTIGACIÓN

   Por su parte, el rector ha explicado que este nuevo concierto crea una Subcomisión de Investigación que se encargará de promover la investigación conjunta entre la propia universidad y las instituciones sanitarias fomentando la participación y colaboración en el desarrollo de programas y redes dependientes de la Administración General del Estado. Igualmente, también impulsará grupos y equipos de investigadores formados por miembros de ambas administraciones

   Asimismo, ha destacado las subcomisiones Docente y Asistencial, que tendrán entre sus objetivos velar por que la actividad docente del profesorado vinculado y asociado tenga en cuenta las necesidades derivadas de la programación establecida y determinarán el número de estudiantes que se distribuirán entre los diferentes centros implicados.