Monago resalta el "carácter técnico" del regadío en Tierra de Barros

Actualizado 07/03/2015 12:43:14 CET

MÉRIDA, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El presidente del Gobierno de Extremadura, José Antonio Monago, ha resaltado el "carácter técnico" que ha primado en el reparto de la superficie del proyecto de regadío en Tierra de Barros, que ocupa 15.000 hectáreas, con el objetivo de garantizar su "viabilidad y sostenibilidad" en el futuro.

   José Antonio Monago ha subrayado que el reparto no se ha hecho "por pueblos", sino que ha seguido siempre criterios técnicos, teniendo en cuenta la cercanía o la cota de las tierras, a fin de "garantizar su eficiencia", que no es otra cosa que "el campo del siglo XXI".

   El mandatario regional ha participado este sábado en un encuentro con agricultores en Villafranca de los Barros (Badajoz) en el que se ha explicado el proyecto, y en el que ha estado acompañado por el consejero del ramo, José Antonio Echávarri, y el director general de Desarrollo Rural, José Luis Gil Soto.

   Según ha remarcado Monago, la aplicación de estos criterios técnicos es la "única manera de garantizar la viabilidad y sostenibilidad en el futuro (del proyecto de regadío), y de máxima eficiencia, que es la agricultura del siglo XXI".

   En su intervención, ha comentado que si al inicio de la legislatura alguien hubiera dicho que al terminar este periodo estaría constituida una comunidad de regantes de Tierra de Barros, con un anteproyecto de regadío de 15.000 hectáreas y teniendo además "asegurada la financiación", además de 1.400 potenciales regantes dispuestos a llevar adelante esta empresa, "muchos hubieran dicho que eso no era posible".

   Sin embargo, Monago ha subrayado que el Gobierno extremeño apostó por el campo extremeño y por sus posibilidades de desarrollo, y por este motivo se pusieron a "trabajar sin descanso" en este proyecto, en el que ha agradecido la colaboración e implicación de los propios agricultores, los ayuntamientos y los técnicos de la Consejería de Agricultura.

   El presidente regional ha resaltado asimismo que en este periodo se ha conseguido algo que "no era fácil", como es "ilusionar" a los agricultores y empezar con un proyecto "sin duda tremendamente ambicioso", como es transformar 18.000 hectáreas en regadío, 15.000 de ellas en Tierra de Barros, y el resto en Monterrubio de la Serena.

   Según ha dicho, este es el proyecto en materia de regadíos con implicación privada más importante que se ha llevado a cabo en Extremadura.

   En este punto, ha señalado que tras garantizar con la Confederación Hidrográfica del Guadiana la reserva de agua necesaria, el Ejecutivo buscó la financiación necesaria para la transformación de esas tierras, y en este sentido se ha referido a los 50 millones destinados por el Ejecutivo regional a este fin, además de otros 40 millones incluidos en el programa operativo 2014-2020 de la Unión Europea.

   Por tanto, se trata de un proyecto "sólido, serio y planificado" a ocho años, que además "sale a la luz con el mínimo coste para agricultores", y además con un carácter "solidario", pues los regantes, sin importar el lugar que ocupen sus tierras, pagarán todos lo mismo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies