El parque eólico de Plasencia, el primero de Extremadura, satisfará el consumo de 44.000 hogares

386983.1.644.368.20180314125848
Vídeo de la noticia
Actualizado 14/03/2018 12:59:51 CET

   Fernández Vara reclama un gran acuerdo que fije la estrategia energética nacional

   PLASENCIA (CÁCERES), 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El parque eólico Merengue de Plasencia (Cáceres), el primero que se construye en Extremadura, ha comenzado sus obras con una previsión de puesta en funcionamiento fijada en diciembre de 2018, cuando comenzará a verter en la red de distribución un total de 155 gigavatios, lo que se traduce en el consumo anual de 44.000 viviendas, el doble que la población en la que se ubica.

   Contará con 15 aerogeneradores y una potencia instalada de 40 megavatios, para los que se van a invertir 40 millones de euros aproximadamente, y se prevé la generación de 250 empleos durante las fases de construcción y operación y mantenimiento.

   Este parque eólico forma parte de los 667 MW adjudicados a Gas Natural Fenosa en la subasta de nueva potencia renovable celebrada por el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital en mayo de 2017. De este modo, verterá la energía producida a la red de distribución desde la subestación que Iberdrola tiene en Plasencia, y para lo que se va a construir una línea de 7 kilómetros de recorrido --5 de ellos aéreos y 2 subterráneos-- desde la propia subestación con la que cuenta la propia planta.

   Con motivo del inicio de las obras, se ha celebrado un acto de colocación de la primera piedra en el que han participado, entre otros, el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, el alcalde de Plasencia, Fernando Pizarro, y la directora general de Gas Natural Fenosa Renovables, Ana Peris.

   A su vez, la delegada de Gas Natural Fenosa en Extremadura, Ana Ruiz, ha destacado que se trata del primer parque eólico de la comunidad autónoma, que además de la propia inversión y de los puestos de trabajo que creará, generará un "importante flujo económico" en la ciudad.

   La puesta en marcha del parque se espera para "no más tarde de diciembre de 2018", en tanto que el plazo de finalización de la obra está fijado en nueve meses, en los que "se realizará un seguimiento arqueológico y ambiental continuo para garantizar la protección del entorno, concretamente desde los puntos de vista vegetación, fauna, atmósfera, hidrología y patrimonio cultural".

VARA PIDE UNA ESTRATEGIA ENERGÉTICA NACIONAL

   Por su parte, el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, ha señalado que echa de menos un gran acuerdo nacional sobre cuestiones que tienen que ver con "un proyecto de país", entre los que ha incluido la planificación energética, la del agua y o en educación.

   Por ello, ha señalado que Extremadura debe "levantar la voz" en este sentido, por tratarse de una región que sufre esta falta de acuerdo que propicie una "adecuada planificación energética", de la que ha responsabilizado tanto al Gobierno como a los partidos de la oposición.

   "Lo que decidamos ahora será lo que pueda ser dentro de 30 años", ha señalado Vara, quien ha lamentado que, de lo contrario, si se espera a que pase este periodo para que España "decida qué quiere ser de mayor", por el camino se habrán perdido "montones de oportunidades".

   "El problema en España no son los independentistas", ha dicho Vara, en tanto que ya se sabe cómo piensan y qué quieren estos, sino que radica en aquellos que "no siendolo, parecen a veces defender lo mismo, y unos se quieren quedar con el agua, otros con la energía y otros con las vías férreas". "Compartir aquello que es nuclear para el país, es donde radica nuestra capacidad para conquistar nuestro futuro", ha remarcado el presidente extremeño.

   En este sentido, ha añadido que "los pueblos invencibles son los que consiguen convertir el tú y el yo en nosotros", y en este punto ha destacado la presencia en este acto del presidente del PP regional y su predecesor en la Junta, José Antonio Monago, quien durante su mandato consiguió que se avanzara este proyecto, lo cual para Vara es algo que no solo no tiene "ningún problema en compartir", sino que además se siente "enormemente orgulloso de ello".

ESTABILIDAD PARA ATRAER INVERSIONES

   "Este es uno de los valores que tiene Extremadura", ha continuado Vara, en referencia a la estabilidad política, la paz social, y a que no haya "grandes bandazos en las estrategias de desarrollo económico", que está permitiendo que lleguen a la región nuevos proyectos.

   Unas inversiones que considera necesarias para que Extremadura crezca y genere riqueza de cara a lograr el objetivo de crear empleo. "Tenemos que aumentar el PIB para conseguir que los gastos estructurales se paguen con ingresos estructurales y no coyunturales".

PROTAGONISMO DE EXTREMADURA

   Por otro lado, ha reivindicado el protagonismo de Extremadura en la producción energética del país, primero con la hidráulica y la nuclear, y ahora con las renovables. Al respecto, ha destacado que este parque eólico podrá satisfacer el consumo energético de Plasencia, ante lo cual ha señalado que Extremadura también podría tener cubiertas sus necesidades con renovables.