La plataforma Salvemos La Montaña convoca una manifestación en Cáceres y una marcha a Mérida por el 'No a la mina'

Miembros de la plataforma que explican el proyecto
EUROPA PRESS
Publicado 19/03/2018 13:38:41CET

Piden a las administraciones local y regional que "no permitan" el proyecto que sería "una amenaza" para la ciudad

CÁCERES, 19 Mar. (EUROPA PRESS) -

La plataforma Salvemos La Montaña ha convocado una manifestación en Cáceres, el sábado 14 de abril, y una marcha a Mérida para el mes de mayo, para mostrar su rechazo al proyecto de mina a cielo abierto que pretende realizar en el paraje de Valdeflores la empresa Tecnología Extremeña del Litio (TEL), y que sería "una amenaza" para la ciudad en cuestión medioambiental, de salud y económica.

Varios miembros de este movimiento formado por diferentes profesionales y ciudadanos en general, que se creó en el verano del año pasado para movilizar a la sociedad contra este proyecto minero, han pedido a las administraciones local y regional que "no permitan que esto salga para adelante" porque sería "una amenaza para todos".

Así, al Ayuntamiento de Cáceres le solicitan que no modifique el Plan General Municipal (PGM), requisito indispensable para que se dé el visto bueno ya que, el plan de urbanismo en vigor, prohíbe el uso extractor de esta zona. Desde el Consistorio cacereño el equipo de Gobierno ya se ha posicionado contra el proyecto y ha anunciado que, cuando se tramite la modificación y llegue al Pleno, votará en contra.

A la Junta de Extremadura, la plataforma le pide que no "dé tantas prerrogativas" a la empresa promotora y que "no" declare la iniciativa como un Proyecto de Interés Regional (PIR), una figura urbanística en la que se podría amparar el Gobierno regional para darle luz verde. La marcha que se tiene prevista concluiría a las puertas de la Consejería de Economía e Infraestructuras, que es la competente en proyectos mineros.

Uno de los miembros de la plataforma, Antonio Cortés, ha insistido en que "sobran razones" para oponerse a este proyecto de mina a cielo abierto a unos 2,5 kilómetros de la Plaza Mayor de la ciudad, ya que el proceso de extracción y de procesado del litio afectaría a la calidad de las aguas subterráneas del calerizo cacereño; al aire, que quedaría contaminado por polvo en suspensión; al ruido, con voladuras diarias con explosivos y, sobre todo, a la masa forestal del principal pulmón verde de la ciudad, la Sierra de la Mosca.

Según los datos ofrecidos en rueda de prensa por Antonio Cortés, Santiago Márquez, Domingo Fernández y Cristian Aranda, la mina crearía un cráter de 1,1 kilómetros de diámetros y 550 metros de profundidad; se removerán unos 200 millones de toneladas de material y el 99,9 por ciento del mineral extraído será inservible y se apilará formando una montaña de escombros.

El área de explotación afectará inicialmente a unas 412 hectáreas pero podrán ser explotadas 1.175 hectáreas, que es el área total de proyecto, lo que afectaría a miles de árboles y numerosa fauna que habita en la zona. Además, se extenderá un balsa con lodos tóxicos del lavado químico del mineral procesado que podría filtrarse al calerizo cacereño y desembocar en la Rivera del Marco, contaminando el agua.

Durante los 16 años de explotación de la mina se utilizarán 2.770 barrenos de explosivos a la semana, unos 554 al día y 3,7 millones de toneladas en todos esos años con lo que "habrá vibraciones constantes y diarias". Eso levantará un polvo que creará una "nube tóxica" que afectará a las vías respiratorias y "podrían hacer aumentar las enfermedades respiratorias" y los casos de cáncer.

El proyecto trae aparejado una planta procesadora para transformar el litio en carbonato de litio, con lo que se instalará una demoledora del mineral y una incineradora que estaría vertiendo humos con partículas en suspensión de diversos minerales que llegarían a toda la ciudad, incluso a los espacios cerrados a través de las torres de ventilación de los edificios.

En cuanto al uso del agua que se necesita para el proceso es "tres veces más del agua que consumen Cáceres, Sierra de Fuentes y Malpartida juntos" y, según los estudios realizados, podría llegar a secar las fuentes históricas de la ciudad y el arroyo Valhondo, uno de los pocos cursos permanentes de la capital cacereña.

NÚMERO DE EMPLEOS

Estos miembros de la plataforma han desgranado, punto a punto, lo recogido en el proyecto de la mina y en cuanto a la creación de empleo, han asegurado que frente a los 207 trabajos directos y 800 indirectos que dice la empresa, las estadísticas del Comité Económico Social Europeo asegura que en España en 2015 había 2.853 explotaciones mineras con 29.097 trabajadores, lo que supone una media de unos 10 trabajadores.

Además, la mina a cielo abierto "destruiría" otros puestos de trabajo ligados a la agricultura, la ganadería y el turismo ya que, "nadie querría venir a una ciudad donde hay ruido y polvo en el aire", ha apuntado uno de los miembros de la plataforma, que ha puesto como ejemplo que en la mina de Aguablanca en Monesterio (Badajoz), se prometieron 400 empleos durante 15 años y solo quedan 9.

En cuanto a los recursos extraídos serán procesados fuera de España para fabricar, entre otros componentes, baterías de automoción. Desde la plataforma se alerta también que la industria del litio está en declive y su precio está a la baja por lo que se corre el riesgo de que "quiebre" una de las empresas que está detrás del proyecto (la australiana Plymouth Minerals junto a la española Sacyr).

"El proyecto puede dejar de ser viable y abandonarse en unos años", ha apuntado Cortés, quien insiste en que "sobran los motivos" para oponerse a este proyecto y "cualquiera que lo conozca en detalle no puede estar a favor", ha incidido.

La plataforma Salvemos la Montaña está integrada por más de mil personas de diferentes profesiones y hay unos 300 organizadas en grupos generales con medio centenar de ellas que trabajan de forma activa realizando charlas en los barrios y en diversas entidades. La estructura es horizontal y la financiación parte de donativos particulares y las aportaciones personales de sus miembros.

De momento, ha realizado panfletos explicando las consecuencias de la mina, han hecho camisetas, pegatinas, banderolas y otro material que venden para conseguir fondos. El sábado 8 de abril habrá un concierto solidario en El Corral de las Cigüeñas con la actuación de diez grupos de música para levantar su voz contra este proyecto minero porque la plataforma confía en que "la mina no se haga por la presión social".