El Gobierno aprobará este mes un Plan de Actuación Forestal a largo plazo para prevenir los incendios

Incendio forestal
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 03/03/2018 12:39:00CET

MADRID/SANTIAGO DE COMPOSTELA, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

La directora general de Desarrollo Rural y Política Forestal del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Esperanza Orellana ha anunciado que el Gobierno reforzará la prevención y la comunicación a los ciudadanos e impulsará una Estrategia Estatal de Prevención de Incendios, contemplada en el Plan de Actuación Forestal que verá la luz este mes.

Si bien, considera que en los incendios forestales la meteorología es "clave" y confía en que las lluvias con que ha comenzado 2018 serán beneficiosas para la próxima campaña.

"Si tenemos un mes de enero, febrero y marzo húmedos, lluviosos y con nevadas, será más difícil que se produzcan incendios", ha comentado en una entrevista con Europa Press en la que ha recordado las condiciones adversas del pasado ejercicio, que tuvo una primavera "mucho más seca y más cálida de lo normal", y llovió un 23 por ciento por debajo de lo normal. "En esas circunstancias es más fácil que se desencadenen incendios", ha comentado.

De momento, ha destacado que en el primer mes de 2018 se han quemado 539 hectáreas en un total de 234 fuegos, lo que sitúa a este ejercicio como el segundo mejor del último decenio, solo superado por 2016, cuando en el mismo plazo se habían quemado 104 hectáreas de superficie.

"Este es el segundo mejor año del decenio, lo que quiere decir que la meteorología es clave en el desarrollo de los incendios", ha insistido, tras recordar que en 2017, entre el 1 y el 31 de enero ardieron cerca de 4.000 hectáreas. Después siguió una primavera seca y un mes de octubre que ha calificado como "terrible" pues registró temperaturas "anormalmente altas, con la sequía acumulada, y la cola del huracán Ofelia".

Si bien, aunque ha celebrado que 2018 ha comenzado mejor con una meteorología "benigna", ha advertido de que "nunca se sabe" como se desarrollará el año porque "cuando una chispa prende" depende de muchas más circunstancias que solo las meteorológicas.

Entre esas otras circunstancias, Orellana ha subrayado la constatación de que el cambio climático está aquí y que entre otras causas motivó la llegada de la cola del huracán Ofelia a la Península en el mes de octubre. Sin embargo, comenta que en el tema de los incendios, donde el Ministerio cuenta con estadísticas desde 1961, influye la meteorología que ahora registra más episodios adversos y extremos a consecuencias del cambio climático.

En todo caso, ha destacado que la lucha contra los incendios ha mejorado sus resultados ya que en las décadas de los 80 y los 90 los datos eran mucho peores y ha defendido que detrás de esta mejora está el desarrollo en España de un dispositivo de extinción que se encuentra "entre los mejores de toda Europa".

"Esa es la forma en que nos llevamos preparando muchos años para este escenario para disponer de medios contra el fuego", ha apuntado.

Si bien, la responsable de política forestal ha indicado que más allá de la extinción la prevención es "muy importante" y que para el periodo 2014-2020 se repartirán entre las comunidades autónomas cerca de 2.000 millones de euros en prevención. Esta financiación, ha precisado, incluye fondos de la Unión Europea, del Ministerio y de las propias comunidades autónomas. "Las medidas de prevención son el segundo capítulo más importante en desarrollo rural", ha comentado.

ESTRATEGIA ESTATAL DE PREVENCIÓN

En este contexto, ha asegurado que el Gobierno acometerá un esfuerzo "más importante" mediante una Estrategia Estatal de Prevención de Incendios que está dentro de los 13 ejes de actuación del Plan de Actuación Forestal que el Ministerio "está terminando" y confía en lanzar este mismo mes de marzo.

Orellana ha anunciado que el Plan de Actuación Forestal buscará impulsar la gestión forestal y tratar de evitar el abandono del monte para que todos sus recursos se aprovechen.

"La mayoría de propietarios forestales son particulares y el plan busca impulsar los estímulos para que les compense aprovechar el monte, hacer sus talas y podas y gestionar todos sus aprovechamientos, tanto los madereros como los no madereros (resina, corcho, piñones, setas), entre otros. El monte tiene mucho que ofrecer por lo que no debe ser abandonado", ha expuesto.

NUEVO PLAN FORESTAL EN MARZO

La directora general ha anunciado que el 21 de marzo, con motivo del Día Mundial de los Bosques el Gobierno tendrá presentado el texto del Plan de Actuación Forestal que cuenta con 13 ejes.

Así, ha precisado que la nueva estrategia promocionará al sector forestal para que los ciudadanos conozcan los productos del monte o que cortar un árbol no es malo y puede contribuir a reducir los incendios. "Hay una conciencia equivocada", ha dicho.

Del mismo modo, el plan buscará potenciar las estructuras organizativas en el monte y mejorar la competitividad de las empresas con productos forestales y reforzará la planificación hidrológica, sobre todo en las cabeceras de los pantanos para que mejoren sus infraestructuras verdes.

Además, ha dicho que otro de los ejes del plan reforzará el plan de control y mejora contra incendios forestales y promoverá un registro de terrenos forestales incendiados para poder guardar durante 30 años lo quemado y que "nada pueda cambiar de uso".

Otras de las medidas que impulsará el plan es la sanidad y la lucha contra las plagas en los montes ante el incremento de las temperaturas, que trae "muchas plagas desconocidas". Orellana ha precisado que en ese ámbito se mejorará la investigación y se desarrollarán métodos de prevención con lucha biológica contra los patógenos.

Del mismo modo, ha augurado que el plan pretende mejorar la capacidad de los montes para luchar contra el cambio climático mediante la mejora de su función como sumidero de carbono. En materia de Gobernanza, la directora general ha incidido en que el Gobierno está creando el Consejo Forestal Nacional, un trámite que ahora está en el Consejo de Estado y que confía en que a lo largo del mes de marzo sea publicado en el Boletín Oficial del Estado.

En este ámbito, ha agregado que se impulsará la gestión forestal y se darán instrumentos económicos para que "merezca la pena" su explotación en vez de abandonarlo. "Es muy importante obtener rentabilidad", ha insistido Orellana que ha enmarcado las medidas y dotación de este plan en la Estrategia Española de Economía Circular 2018-2020 recientemente presentada.

En ese contexto, ha subrayado que la Ley de Montes no solo habla de incendios sino también de la promoción de algunas figuras asociativas para evitar el abandono de montes que están en manos de herederos, de propietarios de pequeñas parcelas cuyos dueños en ocasiones no saben ni que lo son. Orellana ha dicho que este plan dotará de estímulos a estas figuras asociativas como los montes de socios, de modo que puedan disponer, por ejemplo de maquinaria común.

Respecto a las críticas suscitadas contra estas figuras, ha asegurado que en ningún caso se va a concentrar el monte en pocos propietarios, ya que los montes están muy fragmentados en España por "temas históricos" que vienen desde la desamortización de Mendizábal. "Todo lo contrario. Estas figuras buscan no quitar propiedad a nadie, sino que todos juntos puedan, primero conocer que son propietarios de algo y además que alguien se encargue de darles las herramientas para gestionar su trozo de monte", ha comentado.

Por otro lado, ha destacado que el 95 por ciento de los fuegos tienen detrás la mano del hombre y considera que la línea entre la intencionalidad y la negligencia "es muy delgada" por lo que ha animado a "denunciar y señalar a los culpables" ante la dificultad de esclarecer este delito.

Finalmente, ha anunciado que este año el Ministerio recuperará las campañas del pasado en materia de concienciación que "en los últimos años no se han hecho".