Condenan al Sergas a indemnizar a un vecino de Narón por el fallecimiento de su mujer tras ser hospitalizada

Actualizado 11/07/2017 12:28:48 CET

La familia recurre el fallo por entender que "la mala praxis existió" y "no fue únicamente una pérdida de oportunidad terapéutica"

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 11 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El Sergas ha sido condenado a indemnizar a un vecino de Narón (A Coruña) por la muerte de su mujer en Ferrol pocas horas después de ingresar a causa de "pérdida de oportunidad terapéutica".

   Así lo ha informado este martes la Asociación El Defensor del Paciente, que ha destacado que el Sergas deberá indemnizar a A.F.R., por la muerte de su mujer, F.M.M.A., de 72 años, "a las pocas horas del ingreso en el Hospital Arquitecto Marcide de Ferrol".

   La paciente ingresó el 14 de julio de 2013 a las 13,33 horas en el Hospital Arquitecto Marcide de Ferrol "con dolor abdominal tipo cólico, vómitos y diarrea de varios días de evolución", según las anotaciones del facultativo del 061 que atendió a la paciente, "que también refleja que presenta hipertensión, diabetes mellitas y bradicardias", según explica el abogado Cipriano Castreje, cuyo bufete se ha encargado de la demanda.

   "Con la sintomatología reseñada, tras constatar que la paciente se encontraba muy afectada y con palidez cutánea, se le dio el alta en el Servicio de Urgencias a las 15,35 horas y se ordenó su ingreso en el Servicio de Cirugía, pautando calmantes para el dolor y ordenando realizar pruebas de imagen", según explica.

   Así, se le realizó una radiografía de torso a las 16,11 horas y una de abdomen a las 16,12 horas. Tras pruebas de imagen se decidió el ingreso de la paciente en planta.

   El Defensor del Paciente señala que ambas pruebas de imagen "devolvieron -al igual que ocurriera con las radiografías- un resultado no concluyente sobre la causa de la sintomatología presentada".

   Dos horas y media después de pautarse el tratamiento, a las 23,20 horas, se avisó a una médico de que la paciente se encontraba en situación de parada cardiorespiratoria, y mientras se realizaba un electrocardiograma, se constató que presentaba bradicardia extrema. La mujer no respondió a las maniobras de reanimación y falleció a las 23,30 horas.

   De acuerdo con la anotación del Curso Clínico de las 00,09 horas del 15 de julio de 2013, tras la muerte de la paciente se revisó la radiografía de tórax de las 22,00 horas y la analítica, "constatando que en ese momento existía neutrofilia, leucocitosis y datos de fallo cardíaco que fueron obviados", según destaca la asociación. Tras la muerte, además, se solicitó control de enzimas cardíacos (Dímero D y Troponina) con la sangre extraída a las 22,00 horas que confirmaron lesión.

PÉRDIDA DE OPORTUNIDAD TERAPÉUTICA

   "El juzgado acoge los argumentos del abogado Cipriano Castreje Martínez, dictando una sentencia que condena a indemnizar al cónyuge viudo por tratarse, no de mala praxis médica, sino de pérdida de oportunidad terapéutica, al tener en cuenta las patologías previas de la paciente", según subraya El Defensor del Paciente.

   Tal y como señala el perito judicial, "si se hubiesen adoptado las medidas oportunas tras la práctica de esa prueba de imagen, si ésta fuese informada como lo fue tras el fallecimiento de la paciente, la misma podría estar hoy viva, con sus patologías pero viva", según sostiene Castreje.

   "No es de recibo que a la vista de los datos que arrojaba la radiografía de tórax no se actuase en consecuencia", según matiza el letrado encargado de la demanda.

MALA PRAXIS

   En cuanto a la suma indemnizada, esta sentencia "satisface en parte y devuelve la dignidad a la familia", según señala la asociación, que añade que "el dinero no es lo que les movió a reclamar". "Si bien se trata de una suma razonable, lo que se pretende es que se reconozca la mala praxis médica, no únicamente una pérdida de oportunidad", ha abundado.

   La sentencia, que no es firme, ha sido recurrida por la familia por entender que "la mala praxis existió tal y como señala el perito judicial, y que no fue únicamente una pérdida de oportunidad terapéutica".

   La presidenta de la Asociación, Carmen Flores, afirma que "escapa a la lógica que la gente se siga muriendo sin un diagnóstico y tratamiento adecuado a las pocas horas de su ingreso en un hospital y que no se respete la atención en el tiempo señalado por el triaje".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies