Galicia perdería entre 800 y 1.100 millones si se independiza Cataluña

Santiago Lago Peñas y Xaquín Fernández Leiceaga
Foto: EUROPA PRESS
Actualizado 25/06/2015 13:39:55 CET

   Un estudio del Foro Económico de Galicia apunta que una Cataluña independiente detraería hasta 15.000 millones a las arcas españolas

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Galicia perdería entre 800 y 1.100 millones de euros si Cataluña se independiza, el equivalente a entre el 2% y 3% de su Producto Interior Bruto (PIB), y una cantidad próxima a su gasto en Educación.

   Así figura en el informe del Foro Económico de Galicia presentado este jueves en Santiago de Compostela, a cargo de los economistas Xaquín Fernández Leiceaga y Santiago Lago Peñas, en el que se analizan cuatro posibles escenarios en el modelo territorial del Estado y el impacto fiscal que estos tendrían en la Comunidad gallega.

   En una comparecencia que ha arrancado con Lago Peñas defendiendo el carácter técnico e independiente de este estudio, más allá de la controversia que pueda crear, se ha expuesto que se parte de un escenario de datos de 2011 en el que Cataluña cuenta con un déficit fiscal de entre el 5% y el 7% de su PIB, unos 10.000 millones de euros. Por su parte, Galicia muestra un superávit fiscal de entre el 5% y 6% de su PIB, entre 2.500 y 3.000 millones.

   Con estos datos como premisa, se pasa a analizar un escenario con una Cataluña independiente, que detraería entre 11.000 y 15.000 millones de euros de la cuentas públicas españolas, lo que se traduciría para Galicia en perder entre 800 y 1.100 millones de euros en entradas de fondos, según estos cálculos.

   Sobre este extremo, se fija que si Cataluña se independiza daría lugar a "una pérdida fiscal para el resto de los ciudadanos de España", pero "habría que soportar su carga con una base tributaria y humana menor". Asimismo, supondría un ajuste de entre el 3% y 4% del gasto público de Galicia.

PACTO FISCAL Y OTRAS POSIBILIDADES

   El segundo futurible analizado pasa por un pacto fiscal para Cataluña, en el que según este estudio seguiría contribuyendo a la financiación de cargas comunes y a la Seguridad Social, pero que "heriría de muerte" al actual modelo solidario entre comunidades, "al introducir una lógica de territorialización de los recursos contraria a los principios del modelo constitucional vigente".

   Con todo, este pacto fiscal tendría para Galicia un impacto fiscal de un 30% menos que la independencia de Cataluña, pues costaría entre 600 y 800 millones para la Comunidad gallega.

   En la tercera variante considerada se encuentra un pacto fiscal "de mínimos" para Cataluña, en la que gozaría de una mayor autonomía tributaria, así como normativa y recaudatoria en cuestiones como IRPF o IVA. Para Galicia, esta posibilidad es una pérdida fiscal "limitada", de unos 55 millones de euros, "perfectamente asumible" por la Administración gallega.

   Finalmente, la cuarta posibilidad examinada en este estudio es en el hipotético caso de que Madrid y Baleares también hagan reivindicaciones equivalentes a un pacto fiscal "de mínimos" reclamado por Cataluña, dado que son las otras dos principales comunidades con déficit fiscal. Con este supuesto, el coste para Galicia se iría hasta los 400 millones de euros.

"OBJETIVAR EL DEBATE"

   Durante la rueda de prensa, ambos economistas han reiterado que con este estudio no se busca defender una opción u otra sobre el estatus político de Cataluña, ni dar lugar a ningún tipo de confrontación, sino analizar las tensiones territoriales actuales desde una óptica gallega. Al respecto, Lago Peñas ha remarcado que el objetivo es aportar herramientas que "pueden ayudar a objetivar el debate".

   Con todo, este estudio concluye con un apartado en el que se establece que "el camino para un acuerdo territorial estable pasa por una financiación pública más equitativa", según establece, "con reglas iguales para todos, incluidos los territorios forales y Canarias, que deberían asumir progresivamente los resultados del modelo común".

   Un acuerdo territorial estable que pasaría, siempre según el Foro Económico de Galicia, por "más transparencia en las cuentas públicas regionales; por una reforma en profundidad de la Administración General del Estado para adecuarla al reparto territorial de competencias; y por evitar la centralización innecesaria y garantizar políticas respetuosas de la diversidad cultural y lingüística".

OTROS PARÁMETROS Y FLUJOS COMERCIALES

   A cuestiones de los periodistas, Leiceaga ha reconocido que este informe en el que solo se recoge el impacto fiscal puede completarse con otros parámetros como flujos comerciales entre Cataluña y Galicia o movilidad de personas, por lo que "no se descarta" que haya más documentos del Foro Económico de Galicia con un espectro mayor de incidencia de una Cataluña independiente.

   A este respecto, Lago Peñas has explicado que "el escenario es muy incierto" y es difícil aportar una estimación sin conocer si Cataluña permanecería en la UE o no, o si hubiese una nueva modena catalana u otros cambios.

   Pese a todo, Leiceaga ha recordado que las relaciones comerciales entre ambas comunidades "no son demasiado intensas", puesto que como indica Lago Peñas, Cataluña "no es socio comercial prioritario" para Galicia, ya que otros territorios suponen una mayor relevancia en exportaciones.