Viriato solicita la liquidación

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Viriato solicita la liquidación

Actualizado 15/11/2016 13:02:32 CET

La empresa con sede en Ordes prevé acelerar los procesos para la eventual entrada de otros interesados en la gestión de la marca

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

Viriato S.A., empresa fundada en 1959 y con sede en Ordes (A Coruña), dará instrucciones a sus asesores legales para que presenten la liquidación de la empresa ante el Juzgado Mercantil Número 2 de A Coruña.

Esta decisión, según informa la compañía en un comunicado, responde a la notificación oficial por parte de El Corte Ingles --principal cliente que representa el 40% de la venta total de la empresa-- de no comprar en la próxima campaña de primavera verano de 2017.

Esta decisión, según apunta, "lamentablemente se contemplaba", a pesar de haber intentado "revertir la situación" para que no sucediese, al no haber podido Viriato servir la totalidad de la campaña actual, de otoño invierno de 2016.

De acuerdo con sus datos, solo sirvió el 20% del pedido inicial --30.000 prendas--, y la firma de moda se vio ante la "imposibilidad de poder producir" la campaña de primavera verano de 2017, "por la falta de liquidez motivada en parte por los embargos sobre los derechos de cobro y saldos bancarios trabados por las administraciones públicas".

"El competitivo mercado exterior, canal de ventas fundamental donde la empresa se había orientado en los últimos años, representaba ya el 30% de la totalidad de la venta, y al no poder cumplir con los tiempos y plazos establecidos, que exigen y demandan fechas de servicio muy precisos, hizo que agentes y representantes buscaran otras alternativas a la marca para la próxima campaña", explica la compañía.

Viriato cuenta con un modelo de negocio, según destaca, en el que su mayor "potencial" está centrado en la calidad de su producto "estrella", el punto, "pero los altos costos de producción y su proceso de fabricación artesanal hacen que la calidad y 'mix' de ventas no sea el adecuado para generar la rentabilidad necesaria y poder atender todas las obligaciones que genera su actividad industrial en Galicia".

ERE EN 2015 En la nota, la empresa recuerda que apostó en 2015, con una ayuda participada de Xesgalicia, Banco Pastor, accionistas y trabajadores, por "intentar cambiar y mejorar la calidad y 'mix' de ventas, ampliando también parte de su oferta a confección y camisetas", para dar así un portafolio más amplio de productos ante los nuevos requerimientos de sus clientes.

Fue entonces cuando validó un ERE que afectó a 40 trabajadores y renovó prácticamente todos los mandos intermedios de la dirección de la empresa.

"El desconocimiento en el manejo de estos talleres externos contratados, básicamente localizados en Portugal, hizo que el resultado no fuera el esperado", según expone.

Al respecto, resalta que el punto se resintió, y añade que esto se trató de revertir hasta el segundo trimestre del actual año 2016, mediante una aportación adicional de fondos por parte de los accionistas de 1,5 millones de euros, "para paliar las pérdidas generadas por la disminución de las ventas en el año 2015, derivadas en parte por la prolongada negociación en llegar a un acuerdo en el citado ERE".

Otro motivo de disminución de ventas, según señala, ha sido el clima del último trimestre del 2015 --el de mayor venta del año--, uno de los más cálidos de la historia.

Por último, menciona como problemas adicionales la cancelación "de forma unilateral" de las líneas de financiación por parte del Banco Pastor, así como la "no renovación" por parte de las aseguradoras del riesgo de cobertura para compra de materias primas.

"Todos estos factores han sido determinantes para no tener otra alternativa que presentar el concurso voluntario de acreedores", incide Viriato.

SIN OTRA ALTERNATIVA

Una vez analizada la situación en el escenario concursal y no poder lograr lo esperado, la dirección, indica, "no encuentra otra alternativa que trasladarle al juzgado la solicitud de liquidación de la empresa". De esta manera, prevé acelerar los procesos para la eventual entrada de otros interesados en la gestión de la marca.

Según advierte, esta es una decisión "difícil de tomar", por "el compromiso que siempre han tenido y demostrado los accionistas con el pueblo y comarca de Ordes, conocedores del perjuicio que generara en trabajadores, talleres externos de la comarca, agentes comerciales, distribuidores, proveedores, clientes y todos con los que la empresa mantenía vinculo comercial".

Así las cosas, arranca un nuevo proceso en el que la dirección asegura que seguirá colaborando con la justicia y la administración concursal "para encontrar la mejor alternativa y poder mantener la actividad industrial en el pueblo de Ordes".

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies