Xunta y sindicatos vuelven a sentarse a las puertas de las 50 jornadas de huelga indefinida

Protesta de trabajadores de justicia en Galicia a las puertas de la Xunta.
EUROPA PRESS
Actualizado 26/03/2018 12:28:31 CET

Funcionarios hacen cola con escritos para recordar al Gobierno gallego que el colectivo rechaza su última "oferta de cierre"

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

   La Xunta y sindicatos de la Justicia han vuelto a sentarse en la 48 jornada de huelga indefinida en el sector para intentar poner fin a un conflicto que se ha traducido en la práctica paralización de juzgados y registros civiles en la comunidad desde el 7 de febrero.

   El nuevo encuentro viene precedido por numerosos desacuerdos en citas previas y, aunque ambas partes insisten en la voluntad de negociar, las posturas aún parecen lejanas. La última oferta de la Xunta se traduce en una subida mensual de 135 euros al mes para los forenses, 133 para los gestores, 108 para los tramitadores y 105 para los cuerpos de auxilio.

   Los sindicatos que integran el comité de huelga (SPJ-USO, Alternativas na Xustiza-CUT, UGT, STAJ, CSIF, CIG y CC.OO.) rechazaron esta oferta por insuficiente y mantuvieron la exigencia de 190 euros más al mes, aunque, posteriormente, los funcionarios de justicia en asambleas votaron mayoritariamente que se pueda bajar esta cantidad en la negociación.

   Este mismo lunes, tras participar en una reunión de la Comisión Mixta entre Xunta y Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) a la que también acudió el presidente del alto tribunal, Miguel Ángel Cadenas, el vicepresidente Alfonso Rueda ha incidido en el resultado de estas asambleas, que ha interpretado: "sus compañeros les dijeron que no, la cifra del comité de huelga quedó invalidada".

   Así las cosas, preguntado acerca de si el Gobierno gallego pondrá en esta nueva cita otra cuantía sobre la mesa, Rueda ha incidido en la voluntad de "negociar" del Gobierno gallego, pero ha remarcado que la cifra "vigente" y la oferta que estará sobre la mesa es la última realizada por el Ejecutivo autonómico, que repite delegación.

   Rueda ha advertido de que no permitirá que la negociación sea "una subasta" y ha augurado que la jornada de este lunes será "larga", pero espera que tenga "final feliz" y que se pueda ya empezar a trabajar en el cuadro de recuperación del trabajo atrasado.

"NO ACEPTAMOS LA OFERTA"

   Entre tanto, numerosos funcionarios han hecho cola en el complejo administrativo de San Caetano, donde se celebra la reunión, para entregar escritos en los que invitan a Rueda y al titular de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, a acercarse a las asambleas, concentraciones, manifestaciones y demás actos reivindicativos diarios si lo necesitan para "conocer de primera mano la opinión del colectivo respecto de su oferta de cierre".

   "El colectivo no acepta esta presunta oferta de cierre", recoge el escrito, una idea en la que también ha incidido en declaraciones previas al encuentro el presidente del comité de huelga, Manuel Tejada (de SPJ-USO), quien ha recalcado que los sindicatos vienen "con ánimo constructivo" y esperan "el mismo talante" de la Xunta.

   El representante de los trabajadores ha incidido en el elevado seguimiento de la huelga, que los sindicatos mantienen en el entorno del 80 por ciento, y ha advertido que, con sus propuestas de subir "cinco, siete o dos euros" en cada reunión, es la Xunta la que convierte la negociación "en una subasta".

   Por ello, ha instado al Gobierno gallego a poner sobre la mesa una propuesta aceptable para el colectivo que permita poner fin al conflicto.