Endesa revaloriza más del 72% de los residuos generados en trabajos de mantenimiento de la red eléctrica de Baleares

Gestión de residuos, cables
ENDESA
Publicado 21/02/2018 10:22:32CET

PALMA DE MALLORCA, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

Endesa ha tratado, retirado y gestionado en Baleares durante el 2017 un total de 646,91 toneladas de residuos, derivados de trabajos de construcción, mantenimiento y mejora de la red eléctrica de distribución, una cifra que representa más del 72 por ciento de este tipo de residuos.

Según ha informado la compañía en un comunicado, los procedimientos para el tratamiento de este tipo de residuos vienen definidos por el Sistema de Gestión Ambiental (SGMA) que establecen los procedimientos para dar cumplimiento a la legislación, que se tiene que realizar mediante transportistas autorizados que los destinan a gestores e instalaciones autorizadas para el tratamiento final del residuo.

Así, la gestión de los residuos se ha llevado a cabo en las instalaciones que Endesa tiene habilitadas en las tres islas, desde donde los residuos se entregan a gestores especializados. De esta manera, se prioriza el aprovechamiento del residuo por parte de los gestores a través del reciclaje, dejando como último recurso la eliminación controlada cuando no es posible su reutilización.

En el conjunto de las Islas, de las 646,91 toneladas de residuos, se han gestionado 168,71 toneladas de residuos calificados como peligrosos. Por tipo de residuo, los más significativos han sido 98 toneladas de maquinaria; 14,94 toneladas de contadores; 5,13 toneladas de aceites, y 1,04 toneladas de baterías y acumuladores.

Por otro lado, en relación al material considerados no peligrosos, ha habido ocho toneladas de maquinaria; 139 toneladas de elementos mecánicos; 137 toneladas de chatarra; y 106 toneladas de materiales de construcción y demolición, entre otras cosas.

Esta especializada gestión de los residuos es fruto de la política ambiental de Endesa que, entre sus puntos básicos, se basa en la sostenibilidad para reducir, tanto como sea posible, las repercusiones que el suministro eléctrico puede tener sobre el medio ambiente.