EU tacha de "alarma absoluta" la situación de colapso que sufren los hospitales de las Islas durante el verano

 

EU tacha de "alarma absoluta" la situación de colapso que sufren los hospitales de las Islas durante el verano

Publicado 10/07/2017 15:07:14CET

PALMA DE MALLORCA, 10 Jul. (EUROPA PRESS) - -

Esquerra Unida ha tachado de "alarma absoluta" la situación de "colapso que se sufre en los hospitales" de las Islas con la llegada del verano debido a la afluencia masiva de visitantes al archipiélago.

"Una vez vistas las imágenes de los servicios de urgencias y las experiencias contadas por pacientes y trabajadores, ha pasado de ser grave a una situación de alarma absoluta", han advertido desde el partido de izquierdas en un comunicado.

EU ha recordado que el Sindicato de Técnicos de Enfermería (SAE) denunció el pasado jueves, por segunda vez este verano, "la situación de colapso de las urgencias de Son Espases, denuncia a la que se sumó también el Sindicato de Médicos".

Se trata, según han explicado desde este partido, de una "situación que no es nueva de este verano ni de este año, sino que se reproduce verano tras verano por la falta de personal, plantas hospitalarias enteras cerradas, pacientes amontonados en los pasillos, etc.", lo que provoca "una atención deficiente al paciente y hace patente la mala gestión política que se desarrolla desde la Conselleria de Sanidad".

Así, EU ha recalcado que con el aumento poblacional de las Islas durante el verano, crece la presión asistencial, "a lo que hay que sumar las vacaciones de los trabajadores del hospital y las bajas laborales, que hace que no se pueda reforzar la unidad con el personal propio".

Para la formación de izquierdas, la "solución lógica" pasaba por la contratación de personal para cubrir las bajas, si bien, ha criticado que hasta el viernes pasado "no se habían reforzado las plantillas, ni se han contratado las suficientes enfermeras para cubrir las bajas y menos para refuerzos".

El coordinador de EUIB, Juanjo Martínez, ha mostrado su indignación "por tratarse de un servicio público del que las instituciones deben hacerse cargo", al tiempo que ha advertido que "no se puede jugar con la salud de las personas".

"Esta es la realidad de Baleares. Nos vendemos como el paraíso de la opulencia y, en cambio, la realidad es que padecemos deficiencias graves en todos los servicios públicos por culpa de una mala gestión de los recursos, además de un modelo productivo que no ayuda de ninguna manera a la mejora", ha apostillado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies