La nueva Ley de Emprendedores del Govern contempla la eliminación de tasas fiscales a las empresas ya consolidadas

José Ramón Bauzá Se Reúne Con Los Sectores Económicos Y Sociales
CAIB
Actualizado 19/08/2011 17:56:29 CET

Establece la creación de un fondo de capital semilla y una sociedad de capital riesgo con aportación público-privada

PALMA DE MALLORCA, 19 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Govern aprobará el próximo 26 de agosto el Decreto Ley de Emprendedores y de Apoyo a Pymes y Microempresas, que contempla la eliminación de tasas fiscales a aquellas empresas consolidadas y que hayan demostrado en un plazo mínimo de dos años que son rentables, al tiempo que, por el contrario, no establece ningún tipo de subvención para la creación de nuevas empresas.

Tras la reunión que el presidente del Govern, José Ramón Bauzá, ha mantenido con los sectores económicos y sociales de Baleares para presentarles la nueva normativa, el vicepresidente económico del Ejecutivo, Josep Ignasi Aguiló, ha anunciado que probablemente, la nueva Ley será aprobada en el Parlament en el Pleno del próximo 30 de agosto, una vez sea aprobada el 26 de agosto como Decreto Ley en el Consell de Govern.

Aguiló ha remarcado que la nueva Ley "marca una hoja de ruta", medianta la cual el Govern eliminará todas las subvenciones, salvo las "esenciales" en materia de educación, sanidad y política social, al tiempo que ha revelado que no existe una asignación presupuestaria para esta normativa, sino que se plasmará en "hechos concretos", que, posteriormente, serán cuantificados.

Por su parte, el presidente de PIME Baleares, Antoni Juaneda, ha revelado que, además de la citada eliminación de las tasas fiscales, la nueva Ley contempla financiación directa a las pequeñas y medianas empresas, incluidas las microempresas, a través del ISBA, con el fin de que los emprendedores que no cuenten con patrimonio puedan conseguir un crédito, de cara a evitar la desaparición de empresas por "falta de financiación".

CREACIÓN DE UNA SOCIEDAD DE CAPITAL RIESGO

En este sentido, el borrador de la Ley, al que ha tenido acceso Europa Press, contempla la creación de un fondo de capital semilla y una sociedad de capital riesgo con aportación público-privada, como "elemento impulsor de la financiación empresarial". A la vez, se habilitarán líneas de avales para emprendedores y empresarios que cubran las necesidades no cubiertas por el sistema financiero actual.

Asimismo, mediante esta normativa, se facilitará el acceso al crédito tradicional dotando los fondos de provisiones técnicas de las sociedades de garantía recíproca (SGR) para reforzar las líneas de avales para emprendedores y Pymes en las diferentes fases (creación, consolidación, internacionalización y/o reestructuración).

Por otro lado, el Govern establecerá un sistema normativo, fiscal y económico que "favorezca la inversión privada y el flujo de crédito a través de los denominados ángeles de negocio en las fases de siembre (inversor individual que, a título privado, aporta capital, conocimientos técnicos y/o red de contactos personales a emprendedores que quieren poner en marcha un proyecto empresarial).

Además, el Ejecutivo se compromete a dotar al sistema financiero de herramientas de análisis técnico para valorar la inversión en activos tecnológicos y potenciar así el uso de instrumentos existentes en el mercado o los de nueva creación, así como a fomentar la atracción de inversión extranjera mediante la cooperación internacional.

Por otra parte, la Ley obliga al Govern a crear un marco normativo y fiscal diseñado específicamente para el emprendedor, que ayude a "optimizar la estructura de costes, incluyendo los de puesta en marcha y consolidación empresarial, así como establecer medidas de apoyo para paliar la coyuntura económica de declive".

El Ejecutivo también dotará de fondo a las Sociedades de Garantía Recíproca para la creación de nuevas líneas de aval, de cara a financiar la liquidez y la inversión a los emprendedores y a las Pymes, en especial, a las que estén en condiciones de reestructuración empresarial.

Al mismo tiempo, reforzará y ampliará las medidas de apoyo al emprendedor y a la Pyme previstas en la normativa reglamentaria autonómica en relación con la compensación en la subida de los tipos de interés y establecerá mecanismos de financiación de los costes de la protección de la propiedad industrial e intelectual.

Asimismo, el Govern creará un sistema de validación autonómica de proyectos empresariales, innovación y base tecnológica para facilitar el acceso a la financiación y los servicios específicos de apoyo al emprendedor, así como a las Pymes y microempresas, mientras que también se establecerá un sistema que facilite y agilice el acceso a las bonificaciones fiscales existentes para el gasto y la inversión en I+D+I.

SIMPLIFICACIÓN ADMINISTRATIVA

Otro de los capítulos importantes de la normativa hace referencia a la simplificación administrativa, de forma que se eliminarán y se reducirán de manera progresiva las cargas administrativas en la creación de empresas y se disminuirán las trabas "injustificadas o desproporcionadas" en el acceso y ejercicio de la actividad.

Para ello, se simplificarán aspectos relativos a la solicitud de licencias y permisos; se potenciará la utilización de la administración electrónica y el Govern creará un grupo de trabajo específico en materia de creación y consolidación de empresas, al tiempo que desarrollará la implantación de la ventanilla única de la directiva de servicios en los ámbitos autonómico y local, como "herramienta importante" para la creación de empresas.

Por otra parte, se impulsará una plataforma informática integral de servicios de información, tramitación, asesoramiento y acompañamiento empresarial.

Finalmente, la futura Ley de Emprendedores pretende sensibilizar y promover la creación y consolidación empresarial desde la escuela hasta la Universidad, de forma que el Govern promoverá la inclusión de módulos prácticos y teóricos con asignación de créditos universitarios dirigidos a fomentar la creación de empresas en todos los grados universitarios.

A su vez, el Ejecutivo promoverá políticas públicas dirigidas al colectivo universitario, a fin de dotarlo de asistencia técnica y asesoramiento financiero, en especial, en actividades innovadoras, al tiempo que impulsará las políticas de responsabilidad social empresarial en el desarrollo de los proyectos empresariales.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies