Abe descarta una intervención militar para salvar a los dos rehenes japoneses en manos del Estado Islámico

Amenaza Estado islámico
YOUTUBE
Publicado 23/01/2015 12:02:31CET

Fuentes diplomáticas japonesas han hablado con las familias para anunciarles que no se pagará ningún rescate

TOKIO, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno del primer ministro, Shinzo Abe, ha asegurado este viernes que seguirá haciendo todo lo posible para salvar a los dos hombres secuestrados por el Estado Islámico aunque han descartado una incursión militar, una vez cumplido el plazo de 72 horas otorgado por los milicianos para recibir un rescate de 200 millones de dólares (178 millones de euros), según un documento interno del Ejecutivo.

La captura de dos ciudadanos japoneses en Siria representa un "acto inaceptable de terrorismo", subraya el documento, pero también aclara que la ley del país no permite un ataque sobre los milicianos ya que, atendiendo a sus normas legales, solo pueden desarrollar actividades en el extranjero con fines pacíficos.

"La situación sigue siendo muy grave y sólo podemos seguir haciendo lo que tenemos que hacer para que sean liberados lo antes posible", ha lamentado el secretario del gabinete, Yoshihide Suga, en una conferencia de prensa celebrada una hora después de que expirará la fecha límite impuesta por los yihadistas, según ha recogido Kiodo News.

"Seguimos pidiendo la cooperación de todos los países, líderes tribales y representantes religiosos que puedan tener contactos con el objetivo de asegurar la pronta liberación de los dos japoneses", ha pedido Suga.

Pese al temor que ha despertado en el país el secuestro de los dos hombres de nacionalidad japonesa, Suga ha dejado claro que seguirán combatiendo. "Nuestra posición de contribuir a la lucha internacional contra el terrorismo sigue siendo la misma", ha dicho.

AMENAZAS Y RESCATES

El martes, milicianos del grupo publicaron un vídeo en el que unos encapuchados sujetaban un cuchillo mientras amenazaban con matar al periodista Kenji Goto y a Haruna Yukawa si Tokio no pagaba un rescate de 178 millones de euro en 72 horas.

Aunque Abe ha subrayado que salvar la vida de los dos hombres es de suma importancia y que Japón no se inclinará ante el terrorismo, las autoridades japonesas se han negado a decir si pagarían el rescate. Por otra parte, Reuters ha asegurado que fuentes diplomáticas japonesas han hablado con las familias para anunciarles que no se pagará ningún rescate.

La madre de Goto ha hecho un llamamiento por la liberación de su hijo. "Kenji no es un enemigo de la gente de la fe islámica. Sólo puedo rezar como una madre por su liberación", ha dicho en una concurrida rueda de prensa. "Él sólo fue a rescatar a su amigo. Siempre ha ayudado a las personas más débiles", ha agregado.

Japón ha insistido en que ayudará a luchar contra el Estado Islámico pero puntualizando que sus donaciones se destinarán a la ayuda humanitaria para los refugiados.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies