El Panel para el Desarrollo de África denuncia que el G8 incumple lo acordado en Gleneagles

Actualizado 16/06/2008 14:19:38 CET

LONDRES, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

El G8 no está cumpliendo su compromiso adquirido en la cumbre de Gleneagles en 2005 de doblar la ayuda al desarrollo para el continente africano antes de 2010, según denuncia el Panel para el Desarrollo de África (APP por sus siglas en inglés) en el informe 'El desarrollo africano: promesas y perspectivas', publicado hoy. Este organismo asegura que las naciones ricas aún deben aportar 30.000 millones de dólares para la inversión en infraestructuras y cumplir con lo prometido en Escocia hace tres años.

Este organismo, creado para supervisar los compromisos adquiridos por el G8 en Gleneagles, aseguró que la condonación de la deuda acordada en 2005 ha sido significtiva, pero insuficiente debido a que los países pobres han aumentado el gasto en sanidad y en educación y al alza de los precios en los alimentos, que ha aumentado de forma considerable el hambre, la malnutrición y la mortalidad infantil en África.

Más de 33 millones de niños en edad escolar continúan sin poder ir a la escuela en África, 300 millones de ciudadanos africanos no tienen acceso al agua potable y 450 millones no pueden recibir atención médica.

"La escasez de fondos respecto a los objetivos establecidos para 2010 deben ser redirigidos inmediatamente a través de un plan especial", asegura el informe.

El APP está dirigido por el ex secretario de Naciones Unidas, Kofi Annan y formado por otras personalidades como el ex primer ministro británico Tony Blair, el ex director del Fondo Monetario Internacional Michel Camdessus y el activista Bob Geldof.

"La crisis alimentaria es el mayor contratiempo, está creando una considerable emergencia humanitaria", dice el informe. "A corto plazo, el suministro de alimentos a los ciudadanos más vulnerables debe ser atendido con un aumento en el nivel de ayudas financieras", añade.

CAMBIAR LAS POLÍTICAS COMERCIALES

El informe asegura que hay una necesidad urgente de reformular las políticas comerciales en el continente para garantizar a los africanos un mayor acceso al mercado y que estén amparados por unas leyes de comercio justas con las que puedan generar sus propios ingresos para adquirir alimentos.

Pide que se desarrollen nuevos mecanismos de financiación para incrementar la ayuda internacional para el desarrollo, como la inclusión de impuestos en el comercio exterior o en el transporte aéreo y el flete de mercancías o incluso la creación de una lotería mundial.

Como una primera medida, apuesta por la eliminación de las ayudas para la producción de biocombustibles. "Las naciones desarrolladas deberían revisar los subsidios a los biocombustibles, ya que la utilización de cosechas de cereales como fuente de energía está contribuyendo al aumento mundial en el precio de los alimentos", añade.

Además, advierte el informe, se espera que el cambio climático afecte a las cosechas africanas más que en ninguna otra parte del mundo, por lo que pide a los países del Norte que gasten más en el desarrollo de energías renovables en el continente.

El G8 se reúne el próximo mes en Japón con la intención de aplacar el malestar que produce en los ciudadanos de los países ricos la recesión económica causada por el alza del petróleo y de los alimentos. Sin embargo, el APP asegura que la presión que ejercen los ciudadanos de los países enriquecidos sobre sus gobiernos contribuye a que los principales dirigentes mundiales no cumplan sus compromisos con África.

"No va a ser fácil resolver estos problemas, pero el mundo debe tener interés en que el continente africano desarrolle todo su potencial y prospere", reflexiona Kofi Annan en el prólogo del informe.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies