El auditor general de Kenia detecta un agujero de 900.000 euros en el Ministerio de Sanidad

Publicado 09/03/2018 18:40:48CET

NAIROBI, 9 Mar. (Reuters/EP) -

El Ministerio de Sanidad de Kenia tiene un agujero de 11 millones de chelines (900.000 euros), según ha confirmado este viernes el auditor general, Edward Ouko, desfalco que ha aumentado la intranquilidad de los que donan cientos de millones para programas de desarrollo.

La corrupción del país más rico del este de África supone la mayor preocupación para estos donantes. Kenia se sitúa en el puesto 143 de 180 en materia de corrupción, según indica el Índice de Transparencia Internacional de 2017.

La pérdida se ha plasmado en el último informe de Ouko, que cubría el año fical 2015/16 (de julio a junio). La ministra de Sanidad, Sicily Kariuki, ha declarado que la falta de dinero es un asunto de contabilidad, añadiendo que el departamento de finanzas se encargará de responder al auditor general.

"Mi equipo me ha asegurado que no existe ninguna pérdida de dinero. El problema está relacionado con unos documentos de 2012/13", ha asegurado la ministra. El dinero que falta se ha atribuído a la fusión de varios departamentos en 2013, que no transladaron sus cuentas al nuevo.

Estados Unidos ya suspendió la ayuda directa de 21 millones de dólares al Ministerio de Sanidad de Kenia por sospechas de corrupción. El país invierte anualmente más de 650 millones de dólares en la sanidad keniana.

Precisamente, el Secretario de Estado, Rex Tillerson, ha aterrizado este viernes en Nairobi para una visita de siete días al continente africano.