EEUU confirma que analiza el agente químico utilizado por Estado Islámico en uno de sus ataques en Mosul

Publicado 20/04/2017 4:48:11CET

MADRID, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

Estados Unidos ha confirmado este miércoles que está realizando pruebas para determinar qué agente químico utilizó el grupo yihadista Estado Islámico en un ataque perpetrado el sábado contra las fuerzas iraquíes en Mosul.

"Estado Islámico ha usado (armas) químicas en los alrededores de Mosul", ha dicho Joseph Martin, el general estadounidense Joseph Martin, responsable de las fuerzas de tierra de la coalición internacional contra el grupo yihadista.

"Ahora mismo no sabemos seguro qué tipo de agente es. Lo hemos enviado a analizar", ha afirmado, agregando que el ataque "no tuvo impacto" sobre las fuerzas de seguridad iraquíes ni las tropas estadounidenses.

Martin ha manifestado además que las fuerzas del país norteamericano han determinado que el ataque químico fue "indirecto".

Por otra parte, ha subrayado que las fuerzas iraquíes están cerca de hacerse con el control de la totalidad de la zona occidental de Mosul, tras declarar en enero su victoria en la parte oriental de la ciudad.

"Las capacidades y la cohesión de Estado Islámico como organización se están debilitando, y los terroristas están bajo presión en todo Irak", ha valorado, recalcando que "su cúpula a huido, y sus días están contados".

Sin embargo, ha advertido de que "lo que queda por delante es una dura batalla en un terreno muy complicado", añadiendo que "ello requerirá mucha tenacidad y compromiso".

Estado Islámico controla Mosul desde verano de 2014 y la ha convertido en su principal bastión en Irak. A finales de enero, el Ejército de Irak anunció la toma de todos los barrios de Mosul ubicados al este del río Tigris, si bien los yihadistas siguen controlando parte de la zona occidental de la ciudad.

Los milicianos yihadistas están prácticamente rodeados en la parte occidental de Mosul, donde aún quedan unos 750.000 civiles tras la toma de la parte oriental de la ciudad el pasado mes de enero tras más de tres meses de combates.

Unos 400.000 civiles podrían tener que huir de sus hogares como consecuencia de los combates en el oeste de Mosul, muy afectado ya por la escasez de alimentos y combustibles, según advirtió la coordinadora humanitaria de la ONU para Irak, Lise Grande.

En el oeste de Mosul se encuentra el casco histórico con zocos centenarios, edificios oficiales y la mezquita desde la que el líder del grupo, Abú Bakr al Baghdadi, proclamó el califato en 2014.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies