Estado Islámico pasa a la ofensiva y ataca simultáneamente Kobani y Hasaka

Publicado 25/06/2015 13:16:08CET

En Hasaka, arrebata al Gobierno un distrito, y en Kobani siguen los combates con fuerzas kurdas

BEIRUT, 25 Jun. (Reuters/EP) -

Milicianos del grupo terrorista Estado Islámico han lanzado ataques simultáneos contra el Gobierno sirio y las milicias kurdas durante la noche, pasando de nuevo a la ofensiva tras perder terreno en los últimos días frente a las fuerzas lideradas por los kurdos en las proximidades de la capital de su 'califato', Raqqa.

Tras las recientes derrotas frente a las milicias kurdas respaldadas por los bombardeos aéreos de la coalición liderada por Estados Unidos, Estado Islámico ha intentado retomar la iniciativa con ataques contra la localidad de Kobani, situada en la frontera con Turquía y controlada por las fuerzas kurdas, y zonas bajo control gubernamental en la ciudad de Hasaka, en el noreste.

Los ataques de Estado Islámico se producen tras dos semanas en las que las milicias kurdas han avanzado dentro del territorio controlado por el grupo terrorista hasta llegar a unos 50 kilómetros de Raqqa, su capital de facto, en un movimiento alabado por Washington.

HASAKA

En Hasaka, el grupo que lidera Abu Bakr al Baghdadi ha anunciado que se ha hecho con el control del distrito de Al Nashwa y alrededores en el suroeste de Hasaka, una ciudad dividida en zonas bajo control del Gobierno y de las fuerzas kurdas. Las fuerzas gubernamentales se han retirado hacia el centro, ha indicado el grupo terrorista en un comunicado.

La televisión estatal siria ha informado de que los combatientes de Estado Islámico están expulsando a los residentes de sus casas en Al Nashwa, ejecutando a personas y deteniéndolas. Muchos milicianos han muerto, ha precisado, incluido uno identificado como un líder tunecino.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos ha informado de que Estado Islámico ha arrebatado dos distritos a las fuerzas gubernamentales.

La agencia oficial SANA ha confirmado los combates en esta ciudad entre "una unidad del Ejército, apoyada por grupos de defensa popular" contra los "terroristas" de Estado Islámico que se han infiltrado en el barrio de Al Nashwa durante la noche. Según una fuente local, las fuerzas gubernamentales han abatido a numerosos milicianos y herido a otros. Además, ha denunciado que los milicianos estarían usando a la población civil como escudos humanos.

Las zonas bajo control gubernamental de Hasaka son uno de los últimos puntos de apoyo del presidente Bashar al Assad en la región del noreste fronteriza con Irak y Turquía, un territorio gobernado principalmente por kurdos desde que Siria se sumió en la guerra civil en 2011.

KOBANI

Por otra parte, Estado Islámico ha atacado en las últimas horas Kobani, también conocida como Ayn al Arab. El ataque comenzó con la explosión de un coche bomba en una zona próxima al paso fronterizo con Turquía, han informado responsables kurdos y el Observatorio. En estos momentos, milicianos de Estado Islámico se están enfrentando con las fuerzas kurdas dentro de la ciudad.

Kobani fue escenario de una de las mayores batallas contra Estado Islámico el año pasado. Las Unidades de Protección Popular (YPG) kurdas, respaldadas por los bombardeos de la coalición, consiguieron expulsar a los milicianos de negro de la ciudad en enero tras cuatro meses de combate.

El portavoz de las YPG, Redur Xelil, ha indicado que los asaltantes de este jueves han entrado en la ciudad desde el oeste en cinco vehículos, enarbolando de forma engañosa una bandera del Ejército Libre Sirio, los rebeldes sirios que cuentan con respaldo de Occidente y que han luchado junto a las YPG frente a Estado Islámico. "Abrieron fuego de manera indiscriminada contra todo el que se encontraron", ha precisado a Reuters.

Un médico en Kobani, Welat Omer, ha informado de al menos quince muertos y 70 heridos, muchos de ellos de gravedad. Algunos han perdido sus extremidades. Algunos heridos han sido trasladados a Turquía. Unas 50 personas han huido al paso fronterizo de Mursitpinar con Turquía tras el ataque, buscando cruzar la frontera, según testigos locales.

La agencia oficial siria, SANA, ha confirmado el asalto sobre Kobani, citando fuentes locales. Según ha indicado, al menos cinco civiles han muerto en el atentado inicial, mientras que ha precisado que siguen los combates entre los milicianos y las fuerzas kurdas.

Según el Observatorio, los enfrentamientos entre Estado Islámico y las YPG continúan en Kobani. El organismo ha precisado que el ataque comenzó a las 5:00 horas desde tres direcciones distintas dentro de la ciudad.

¿ATAQUE DESDE TURQUÍA?

La televisión estatal siria ha informado de que los asaltantes han entrado en Kobani desde Turquía, algo que el Gobierno turco ha desmentido. El portavoz del Ministerio de Exteriores, Tanju Bilgic, ha calificado de "mentiras" las acusaciones y ha informado de que 63 heridos han sido trasladados a Turquía, dos de los cuales han fallecido posteriormente, entre ellos un niño.

Previamente, el gobernador de la provincia turca de Sanliurfa, fronteriza con Siria, también había negado que los milicianos de Estado Islámico hubieran entrado desde territorio turco para atacar Kobani.

En un comunicado, el gobernador ha afirmado que las pruebas demuestran que los milicianos han llegado a Kobani desde la localidad siria de Jarablus.

Por otra parte, al menos 20 civiles kurdos han muerto y otros 15 han resultado heridos en el ataque lanzado por Estado Islámico contra una localidad al sur de Kobani, según el Observatorio. La agencia SANA ha informado de una "masacre" por parte de Estado Islámico en esta localidad y ha precisado que la mayoría de las víctimas son mujeres y niños.

Las personas han muerto o han resultado heridas por disparos y proyectiles lanzados contra la localidad de Brakh Bootan, según el Observatorio, que ha precisado que entre las víctimas han mujeres y niños. Además, cinco milicianos de Estado Islámico han muerto.