Hamburgo desplegará más de 20.000 policías durante la cumbre del G20

 

Hamburgo desplegará más de 20.000 policías durante la cumbre del G20

Contador
Policía alemana antes de la cumbre del G20 en Hamburgo
POOL NEW/REUTERS
Publicado 04/07/2017 20:36:45CET

HAMBURGO/BERLÍN, 4 Jul. (DPA/EP) -

La ciudad de Hamburgo extrema sus medidas de vigilancia y desplegará más de 20.000 agentes de policía, helicópteros, cortará algunas zonas de la ciudad y realizará controles de documentación para garantizar la seguridad durante la cumbre del G20, que tendrá lugar el 7 y 8 de julio.

"No hay que engañar a nadie, la vida pública estará sujeta a restricciones significativas", ha admitido el presidente regional del sindicato de la Policía alemana, Joachim Lenders. La ciudad portuaria, apodada como "la puerta al mundo", acoge la cumbre del G20 donde se reunirán las economías más relevantes del mundo. Países como España y Singapur asistirán como invitados.

La sede del encuentro tendrá lugar en el recinto ferial de Hamburgo y también tendrá una presencia relevante la Filarmónica del Elba, donde los asistentes escucharán un concierto. "El pabellón ferial será una fortaleza", ha apuntado Lenders. Ambos edificios son los núcleos centrales del anillo de seguridad diseñado por las autoridades alemanas.

Algunas empresas han ofrecido a sus trabajadores la posibilidad de trabajar esos días desde sus domicilios o descontarlos de horas extra. Muchos negocios y restaurantes cerca de la zona de seguridad permanecerán cerrados. "No tiene sentido abrir. No va a venir nadie", ha declarado la responsable de una heladería cercana a la Filarmónica.

El 6 de junio, un día antes de la cumbre, aterrizarán en el aeropuerto de Hamburgo hasta 80 aviones oficiales, entre ellos el Air Force One del presidente estadounidense, Donald Trump, que asiste por primera vez a este foro y cuya presencia incrementará las medidas de seguridad. Entre acompañantes, trabajadores y personal de seguridad, Trump cuenta con hasta 600 personas su alrededor.

En total, se han desplegado cerca de 20.000 agentes de Policía, según datos del sindicato de Policía. Se ha habilitado una sala especial detrás de una alambrada de espino donde unas 50 personas seguirán a través de 16 monitores, teléfonos, ordenadores y radiotransmisores lo que ocurre en la ciudad.

ACTOS CONTRA LA REUNIÓN DEL G20

A un kilómetro del recinto donde se celebra la cumbre, se encuentran los barrios de Schanzenviertel y Karoviertel, que tradicionalmente han encabezado protestas. Para acceder a varias de estas zonas se han establecido puntos de control, lo que ha llevado a parte de la población marcharse. "Nosotros nos vamos", ha declarado Heinz Koos, un alemán jubilado.

Hasta el momento hay anunciadas cuatro manifestaciones y acciones contra la cumbre. Las fuerzas de seguridad calculan que, junto a las decenas de miles de manifestantes que protestarán de forma pacífica, habrá cerca de 8.000 personas, procedentes distintos puntos del país y también del extranjero, que cometan acciones violentas.

Además, se ha previsto la gestión de las detenciones. En un área de 11.000 metros cuadrados situada en Harburg, en el sur de Hamburgo, las autoridades han erigido un centro de detención que tiene capacidad para arrestar de forma provisional a unas 400 personas hasta que un juez pueda revisar los casos.

La labor judicial se reforzará con el envío a la ciudad de 140 fiscales que posibiliten la celebración de juicios rápidos. "En el marco de las protestas, nadie debería cruzar al otro lado de la ley", ha advertido el Fiscal General, Jörg Fröhlich.

MEDIDAS DE SEGURIDAD EXTREMAS

Alemania se encuentra en alerta por amenaza terrorista desde que en 2016 sufriera hasta tres atentados. Además, las fuertes medidas de seguridad tratan de evitar los episodios de violencia ocurridos en el encuentro del G8 en Génova en 2001, con cientos de personas heridas.

Las medidas de seguridad se extremarán en todos los puntos de entrada a la ciudad como aeropuertos, estaciones de tren o accesos por carretera, donde se reforzará notablemente la presencia policial desde días previos a la cumbre.

Hace semanas comenzaron los controles fronterizos y durante los próximos días se sumará el despliegue de 28 helicópteros, 185 perros policía y 70 caballos.

A pesar de todas estas medidas de seguridad, las autoridades tratan de aclarar que la cumbre no tendrá efecto en la mayor parte de Hamburgo. "Habrá gente que el 9 de julio se sorprenda de que ya haya acabado la cumbre", ha apuntado el alcalde de la ciudad, Olaf Scholz.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies