La Iglesia irlandesa aparta a un párroco católico de sus funciones

Actualizado 29/03/2010 0:19:41 CET

DUBLÍN, 28 Mar. (Reuters/EP) -

El cardenal Séan Brady, primado de Irlanda, anunció este domingo que han pedido a un sacerdote norirlandés que abandone temporalmente sus funciones parroquiales ante la preocupación por la seguridad de los menores.

"La política de la Archidiósesis de Armagh (sede de la dirección de la Iglesia Católica irlandesa) es que en todas las cuestiones relativas a la salvaguardia de los menores, la seguridad y el bienestar de los niños debe ser nuestra principal preocupación", explicó Brady, según un comunicado publicado en la web del Archidiócesis.

El objetivo, explicó, es que las autoridades civiles puedan investigar el caso, aunque recordó el derecho a la presunción de inocencia del sacerdote. Además, aprovechó para pedir a cualquiera que haya sido sometido a abusos por un religioso que lo denuncie.

El propio Brady está en el centro de la polémica de los abusos a menores porque participó en 1975 en un proceso legal y secreto interno de la Iglesia por el que se decidió guardar silencio sobre un caso de abusos perpetrados por un sacerdote que continuó con sus prácticas con decenas de menores hasta que fue descubierto, en 1994.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies