Israel lanza una ofensiva aérea sobre Gaza y mata al jefe militar de Hamas

Actualizado 15/11/2012 0:32:17 CET

MADRID, 14 Nov. (OTR/PRESS) -

El Ejército israelí ha matado este miércoles en un ataque selectivo que ha tenido lugar en Gaza al jefe del brazo armado de Hamás, Ahmed Jabari. Las Fuerzas Armadas de Israel han comunicado tras el ataque que están dispuestas a lanzar una operación terrestre en Gaza para acabar con los "terroristas". Al conocer el ataque, el brazo armado de Hamás ha advertido a Israel que "ha abierto las puertas del infierno".

El jefe del brazo armado de Hamás, Ahmed Jabari, ha muerto este miércoles al resultar alcanzado su coche por un cohete disparado por un avión israelí, según ha informado el grupo islamista, citado por Reuters.

El presidente israelí, Simon Peres, ha informado sobre la operación al presidente estadounidense, Barack Obama, calificando a Jabari de un "asesino de masas". Además, ha asegurado que el Gobierno israelí no quiere "incendiar" la situación.

"Israel no está interesado en echar más leña al fuego, pero durante los últimos cinco días ha habido un disparo constante de misiles contra Israel y las madres y los niños no pueden dormir tranquilos por la noche", le ha dicho Peres a Obama. "Hay un límite de lo que Israel puede absorber", ha añadido.

Al término de una reunión especial de su gobierno, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha señalado que el Ejército israelí está dispuesto a "una operación mayor" en Gaza si fuera necesario y ha defendido la ofensiva lanzada sobre la Franja de Gaza, en la que ha muerto el líder del brazo armado de Hamás.

"Hamás y las otras organizaciones terroristas han optado por escalar las agresiones contra Israel y nosotros no estamos dispuestos a aceptar una situación en la que ciudadanos israelíes sean amenazados por cohetes terroristas", ha afirmado.

Por su parte, el ministro de Defensa, Ehud Barak, ha dicho que el Ejército israelí hará todo lo que sea necesario para mantener la tranquilidad en el sur del país.

Según ha dicho, los bombardeos de hoy son el principio y no el final de una operación militar que, "a largo plazo, creo que llevará a la disuasión y a la restauración de la calma en el sur".

Barak ha precisado que los bombardeos han permitido destruir la mayoría de los cohetes de largo alcance 'Fajr' de Hamás y han supuesto un duro revés para la infraestructura terrorista en la Franja.

Tras el ataque inicial, la aviación israelí ha llevado a cabo más bombardeos, dentro de la operación a la que han llamado 'Pilar de Defensa'. En estos ataques, según el Ejército, "se han provocado serios daños a las capacidades de lanzamiento de misiles de largo alcance de Hamás (40 kilómetros) y las instalaciones de almacenamiento de armamento subterráneas".

Según los medios palestinos, los aviones israelíes han llevado a cabo hasta 22 bombardeos en los que han muerto seis palestinos y otros 30 han resultado heridos. Entre los fallecidos además del jefe de las Brigadas Ezedin al Qassam, Ahmed Jabari, y su guardaespaldas, que viajaba con él en el coche atacado, figura una niña de 3 años, según fuentes médicas.

El general y portavoz del Ejército Yoav Mordechai, ha explicado que "el primer objetivo de esta operación es devolver la calma al sur de Israel y el segundo es golpear a las organizaciones terroristas". El asesinato de Jabari "envía un mensaje a los miembros de Hamás en Gaza de que si continúan promoviendo la actividad terrorista contra el Estado de Israel serán eliminados", ha advertido el Ejército en un comunicado.

Según el periódico hebreo 'Yedioth Ahronot', tras el primer ataque en Gaza, hacia las 17:00 horas locales, al menos dos cohetes disparados desde la Franja de Gaza han caído en territorio israelí cerca de Ashkelon. El Ejército ha informado de que el sistema defensivo 'Cúpula de hierro' ha impedido la llegada de otros proyectiles al sur de Israel disparados desde Gaza.

HAMÁS ACUSA A ISRAEL DE HABER "ABIERTO LAS PUERTAS DEL INFIERNO"

La respuesta del brazo armado de Hamás a los ataques y declaraciones israelíes no se ha hecho esperar. Hamás ha advertido de que con el asesinato de Jabari, Israel "ha abierto las puertas del infierno".

El líder de esta organización en la Franja de Gaza, Ismail Haniyeh, ha pedido a los países árabes, en especial a Egipto, que paren la ofensiva de Israel contra este enclave palestino.

"Pedimos a nuestros hermanos árabes, y especialmente a Egipto (...) y a la nueva presidencia egipcia, que supriman esta campaña bárbara en defensa de Gaza y su pueblo", ha señalado Haniyeh, primer ministro del Gobierno de Hamás en este territorio en un comunicado. "Pido una cumbre árabe urgente para hacer frente a la brutal agresión" israelí, ha añadido.

En el mismo sentido se ha expresado Ismail al Ashkar, miembro del grupo islamista, quien ha señalado que "las opciones de la resistencia están ahora abiertas e incluyen ataques suicidas y ataques relevantes en las ciudades israelíes".

Taher al Nunu, portavoz de Hamás en Gaza, ha pedido "a la comunidad internacional que detenga la masacre de nuestro pueblo, que tiene el derecho a defenderse y a luchar contra el terrorismo incesante del Estado hebreo que aprovecha el silencio del mundo que los palestinos consideran una complicidad vergonzosa".

Por su parte, la Yihad Islámica, el otro principal grupo armado palestino en Gaza, ha afirmado que "Israel ha declarado la guerra en Gaza y asumirá la responsabilidad de las consecuencias".

El negociador jefe de la Autoridad Palestina y miembro de la OLP, Saeb Erekat, ha condenado en un comunicado el asesinato del dirigente de Hamás y ha responsabilizado a Israel de "las consecuencias de este nuevo acto de agresión".

En su opinión, con este asesinato Israel "busca iniciar una sangrienta escalada". "Esto pone de manifiesto que Israel tiene una agenda para la guerra pero no para la paz", ha añadido.

En el mismo sentido se han expresado los Hermanos Musulmanes, que han condenado el ataque israelí y han llamado a "una rápida acción árabe e internacional" que proteja a la población palestina de nuevos ataques.

"La vuelta de la política del asesinato contra los jefes de la resistencia palestina confirma la intención israelí de coartar la estabilidad en la región", concluye la nota.

LA LIGA ÁRABE CELEBRARÁ UNA REUNIÓN ESPECIAL Y LA ONU PIDE CALMA

La Liga Árabe ha decidido celebrar una reunión urgente sobre los bombardeos israelíes sobre la Franja de Gaza este mismo jueves o el sábado, según ha informado un diplomático acreditado ante esta organización. La decisión se ha producido en respuesta a previa petición por parte del presidente palestino, Mahmud Abbas, y el líder de Hamás en Gaza, Ismail Haniyeh.

El ministro de Asuntos Exteriores egipcio, Kamel Amr, ha condenado con firmeza el ataque y ha considerado "inaceptable" la muerte de civiles por los bombardeos.

Por ello, Amr ha insistido en que las fuerzas israelíes deben detener los ataques y abstenerse de toda escalada de violencia, porque de lo contrario tendrá un "impacto negativo en la seguridad y la paz" de la región.

Además, Egipto ha llamado a consultas a su embajador en Israel, según ha informado un portavoz del presidente del país, el islamista Mohamed Mursi.

Por su parte, el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon ha pedido a Israel y a los milicianos de Hamás que eviten una mayor escalada de las hostilidades en la Franja de Gaza, bajo control del Movimiento de Resistencia Islámica, y ha instado a ambas partes a garantizar que se protege a los civiles, según su portavoz.

"El secretario general pide una desescalada inmediata de las tensiones", ha afirmado su portavoz, Martin Nesirky, insistiendo en que ésta es la postura expresada por Ban en repetidas ocasiones.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies