M5S y centro-derecha acuerdan las presidencias de las Cámaras del Parlamento italiano

Roberto Fico (M5S), presidente de la Cámara de Diputados de Italia
REUTERS / TONY GENTILE
Publicado 24/03/2018 15:02:25CET

ROMA, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Movimiento 5 Estrellas y la coalición de centro-derecha han alcanzado un acuerdo para el nombramiento de Elisabetta Alberti Casellati como presidenta del Senado y de Roberto Fico como presidente de la Cámara de Diputados en un avance importante que podría anticipar un acuerdo de gobierno entre ambas facciones.

Caellati --del partido de centro-derecha Forza Italia-- ha logrado 240 de los 315 apoyos para ser elegida presidenta del Senado, mientras que Fico --del Movimiento 5 Estrellas-- será presidente de la Cámara de los Diputados con el apoyo de 422 de los 630 miembros de la misma, informa la prensa italiana.

Casellati es la primera mujer que preside el Senado. "Discúlpenme la emoción, pero la elección, mi elección como primera mujer que presidirá la Cámara es para mí una responsabilidad que no puedo esconder", ha afirmado tras tomar posesión. Casellati ha convocado ya a los portavoces de los grupos políticos para el próximo miércoles.

Fico, por su parte, se ha comprometido a "cumplir con la máxima imparcialidad y el máximo rigor". "No permitiré ningún atajo ni forzaré el debate parlamentario", ha advertido.

"Habemus #Fico!", comentó el líder histórico del M5S, Beppe Grillo, en redes sociales para celebrar el nombramiento de Fico. "Este también es un día que nunca olvidaremos", ha apuntado por su parte en Instagram el candidato a primer ministro de la formación antisistema, Luigi Di Maio.

Por su parte, el líder de la Liga, Matteo Salvini, ha expresado su satisfacción y dijo estar "orgulloso del buen sentido de la Liga", que ha apoyado a los candidatos de los otros dos partidos para estos cargos.

El Movimiento 5 Estrellas (M5S) se impuso en las elecciones del pasado 4 de marzo como primera fuerza política, con un 32,7 por ciento de los votos, aunque la coalición de centro-derecha de la Liga de Matteo Salvini y de Forza Italia del exprimer ministro Silvio Berlusconi logró un 37 por ciento de apoyo. Ninguna fuerza cuenta con los escaños suficientes para gobernar en solitario.