Merkel y Macron acuerdan elaborar una hoja de ruta para profundizar en la integración de la UE

La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Emmanuel Macron
FABRIZIO BENSCH / REUTERS
Actualizado 15/05/2017 20:47:09 CET

BERLÍN, 15 (Reuters/EP)

La canciller alemana, Angela Merkel, y el nuevo presidente francés, Emmanuel Macron, han acrodado este lunes la elaboración de una hoja de ruta a medio plazo para profundizar en la integración de la UE y hacer que la eurozona sea más resistente a las crisis.

"Alemania solo irá bien a largo plazo si Europa va bien y Europa solo irá bien si hay una Francia fuerte", ha afirmado Merkel en rueda de prensa conjunta con Macron desde Berlín. La líder alemana ha anunciado que los gobiernos de Francia y Alemania mantendrán en julio una reunión para abordar asuntos clave.

Merkel ha subrayado además que desde el punto de vista de Alemania es posible cambiar los tratados de la UE. "Si podemos decir por qué, para qué y qué sentido tiene, Alemania evidentemente estaría dispuesta a hacerlo", ha asegurado. En esta misma línea, Macron ha asegurado que la reforma de los tratados de la UE "ya no son un tabú" para Francia.

"Estoy feliz de que podamos trabajar juntos en una hoja de ruta común para la Unión Europea y la eurozona (...). Antes el tema de los cambios en los tratados era un tabú para Francia. Ya no es así", ha apuntado Macron.

El flamante líder francés ha asegurado que hay "muchos ámbitos en los que podemos cooperar a corto plazo" y se ha referido en concreto a "una política de asilo común, trabajadores expatriado y comercio bilateral". "Todo esto tiene consecuencias para nuestros ciudadanos. Necesitamos más pragmatismo, menos burocracia y una Europa que proteja a los ciudadanos", ha argumentado.

En ese sentido, ha defendido una mayor protección para los trabajadores europeos y ha señalado que "no debemos ser inocentes" en cuanto al libre comercio y proteger a las empresas europeas frente al "dumping social". Fuentes cercanas a Macron revelaron antes del encuentro que este intentaría convencer a Merkel de apoyar una "Ley Compra Europeo".

Sobre comercio e inversiones, Merkel ha explicado que no tendría inconveniente en adoptar una política de "reciprocidad". "Es algo que puedo imaginar pefectamente", ha afirmado, al tiempo que ha recordado que su Gobierno ha pedido ya a la Comisión que estudie la posibilidad de proteger las inversiones en áreas estratégicas a nivel europeo y no solo a nivel nacional.

En cuanto a la cuestión de la deuda pública, Macron ha desmentido que, como sostienen algunos medios de comunicación alemanes, aspire a integrar la deuda pública de los países de la eurozona en eurobonos. "Nunca he defendido los eurobonos ni la mutualización de la deuda existente en la eurozona", ha zanjado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies