Los ministros de Interior de la UE avanzan mañana en el debate para frenar entrada de inmigrantes irregulares

Publicado 26/03/2017 11:15:36CET

Será la primera reunión de los 27 desde el atentado de Londres

BRUSELAS, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los ministros de Interior de la Unión Europea seguirán este lunes la reflexión sobre las medidas necesarias para frenar la entrada de inmigrantes irregulares por las rutas del Mediterráneo, sobre todo desde Libia, con la vista puesta en agilizar las deportaciones, fomentar los campos de refugiados en la propia Libia y formar a las autoridades locales para contener las salidas.

Será la primera ocasión en que se ven los ministros desde el reciente atentado terrorista en Londres, en donde un británico radicalizado de 52 años asesinó a cuatro personas e hirió a unas 50 en las inmediaciones del Parlamento, por lo que es probable que se refieran al asunto, aunque no hay prevista una discusión en la agenda.

Además, antes de la reunión formal tendrá lugar el habitual desayuno de un grupo de Estados miembros, entre los que está España, que discuten periódicamente la situación de los llamados combatientes extranjeros, europeos que parten a Siria e Irak para ser formados como yihadistas y retornan a Europa para atentar.

En cualquier caso, la agenda se centrará en los retos de la estrategia europea de migración, con el objetivo de hacer balance de los progresos en las políticas señaladas como clave para contener la llegada de refugiados e inmigrantes irregulares.

El mayor desafío es reformar el reglamento de Dublín, que establece las normas comunes para atender y tramitar las peticiones de asilo, pero el debate sigue en una fase muy prematura por las diferencias que aún dividen a los Estados miembros, según confirman fuentes europeas.

La presidencia de turno de la Unión Europea, que este semestre ocupa Malta, confía en poder presentar una propuesta antes de que acabe su rotación en junio, aunque los países de la Unión siguen sin ponerse de acuerdo sobre el "equilibrio entre responsabilidad y solidaridad" que debe reflejar la reforma.

Así las cosas, los esfuerzos de las delegaciones se centran ahora en agilizar las deportaciones a los países de origen o tránsito de los inmigrantes que llegan a la Unión Europea de manera irregular, con la prioridad de reforzar la cooperación con las autoridades locales en Libia, formar adecuadamente a sus fuerzas para que contengan las rutas abiertas por las mafias y tomar medidas para aliviar la presión en las fronteras de este país.

Los Veintiocho fijaron estas ideas en una cumbre en Malta celebrada en febrero, en donde apuntaron también la necesidad de fomentar la creación de campos de inmigrantes con instalaciones de acogida adecuadas en Libia, para recibir a los deportados.

La cita de este lunes será también la primera vez que los ministros discuten la última propuesta de Bruselas para agilizar los retornos y que se apoya en las directrices marcadas por los líderes europeos en La Valeta.

A la hora del almuerzo, los ministros harán balance con el comisario de inmigración, Dimitris Avramopoulos, del programa europeo para trasladar en dos años al resto de Estados miembros a 160.000 refugiados llegados inicialmente a Grecia e Italia.

Bruselas alerta desde hace meses que el compromiso de los países es insuficiente (se ha cubierto menos del 10% del programa) y que es necesario tomar medidas para incrementar los traslados con urgencia, antes de que expire el plazo de dos años el próximo septiembre.

Avramopoulos ha avisado ya de que el Ejecutivo comunitario podría expedientar en el futuro a los países incumplidores, pero insiste en agotar la "presión política" antes de dar ese paso.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies