Mogherini avisa de que la tendencia "negativa" en DDHH en Turquía "no se ha revertido"

Federica Mogherini
REUTERS / FRANCOIS LENOIR
Publicado 06/02/2018 20:48:09CET

BRUSELAS, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, ha avisado este martes de que "la tendencia negativa en la situación de los Derechos Humanos" en Turquía "no se ha revertido" y "las violaciones han continuado".

"Tenemos desacuerdos. Somos muy claros sobre ellos", ha subrayado la jefa de la diplomacia europea durante un debate sobre la situación de los Derechos Humanos en Turquía y su ofensiva militar en Afrin, en el norte de Siria.

Mogherini ha constatado que sólo han visto "algunos pequeños pasos en algunos casos de Derechos Humanos determinados" y "las violaciones continúan". "Y esto se suma a las violaciones iniciales que hemos visto en los últimos años y que no se han resuelto", ha remachado, dejando claro que las medidas emprendidas por las autoridades turcas año y medio después del intento de golpe de Estado han ido "más lejos de lo previsto inicialmente".

La jefa de la diplomacia europea ha dejado claro que la decisión "sin precedentes" de las autoridades que contradice una sentencia del Tribunal Constitucional "va en contra la Constitución de Turquía" y arroja "serias dudas" sobre el sistema judicial" turco.

El Tribunal Constitucional turco ordenó recientemente la liberación de los dos periodistas Sahin Alpay y Mehmet Altan, que han sido acusados, al igual que el presidente de Amnistía Internacional, de cargos de terrorismo por sus vínculos con el clérigo Fetulá Gülen -al que Ankara acusa de estar detrás del golpe de Estado fallido de julio de 2016-- alegando que sus derechos fueron violados. Sin embargo, un tribunal de menor rango ha rechazado posteriormente su liberación.

La UE ya criticó también hace cuatro días la decisión del tribunal turco de mantener en prisión al presidente de Amnistía Internacional un día después de haber decretado su libertad condicional mina el Estado de Derecho y la independencia judicial en Turquía.

"Mantendremos todos los canales de comunicación abiertos para superar nuestras diferencias, y gestionar las que persisten", ha subrayado no obstante Mogherini, que ha considerado "buenas noticias" los esfuerzos para "normalizar las relaciones entre Turquía y los Estados miembros de la UE".

"Pero los Derechos Humanos y libertades fundamentales deben aplicarse a todos los ciudadanos turcos de la misma manera", ha reclamado.

Mogherini ha recordado que Turquía es un "país candidato" a la adhesión a la UE pero "en primer lugar" es "un actor regional, que comparte el mismo espacio geográfico" que Europa y ha insistido en el interés de la UE no sólo en la democracia turca sino también en su estabilidad y seguridad, admitiendo que Turquía se enfrenta a "desafíos increíbles" entre atentados terroristas, un intento de golpe de Estado, la crisis de refugiados y el impacto de la guerra en Siria.

PREOCUPACIÓN POR OFENSIVA EN AFRIN

Aunque "Turquía tiene el pleno derecho e incluso el derecho de garantizar la seguridad" de los turcos que viven en la frontera con Siria, Mogherini ha admitido gran preocupación por su ofensiva en Afrin, en el norte de Siria, "por motivos humanitarios" como reflejan "las muertes civiles y miles de desplazados".

"Abrir nuevos frentes no es la solución", ha avisado Mogherini, que ha alertado de las potenciales "consecuencias políticas" de la operación turca en Afrin para el equilibrio de fuerzas "dentro" de Siria y la región y porque "podría alejar" la opción de una solución política en Ginebra. "Todas las acciones militares deben centrarse en las organizaciones terroristas designadas por la ONU y no otras", ha subrayado, en alusión a las milicias kurdas en el objetivo de la operación turca.

Mogherini ha insistido en la necesidad de aplicar las zonas seguras acordadas. "Incluido en el norte de Siria", ha reclamado, recordando el papel "esencial" y la "responsabilidad especial" de Ankara como uno de los garantes del proceso de Astaná.