Intervienen 3.000 metros de palangre y artes de pesca ilegales en la isla de Lobos y Lanzarote

Barco de la Guardia Civil
CEDIDA POR LA GUARDIA CIVIL
Publicado 12/04/2017 17:39:34CET

ARRECIFE (LANZAROTE), 12 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil del Destacamento Marítimo de Fuerteventura, en diversas actuaciones desarrolladas los días 8 y 9 de abril, intervino dos palangres a la deriva, cuatro nasas caladas de forma irregular que incumplían diferentes preceptos recogidos en la legislación, y tres trasmallos dedicados a la pesca furtiva.

Así, en lo que se refiere a los palangres, que se encontraban a la deriva, fueron localizados en las cercanías del islote de Lobos, sumando entre los dos unos 3.000 metros de longitud. Al respecto, la Guardia Civil apuntó, en nota de prensa, que estas artes a la deriva representan un peligro para embarcaciones, aves, fauna marina y bañistas o practicantes de deportes acuáticos.

En cuanto a las nasas, la primera localización la realizó la Guardia Civil en el límite de la Reserva del Archipiélago Chinijo, donde se levantaron dos nasas que se encontraban sin señalizar y se encontraban cebadas, incumpliendo la normativa sobre su uso. Además, en su interior se encontraban diferentes especies de pescado vivo que fueron devueltos al mar.

Posteriormente, hubo una segunda localización que se realizó en la zona NW (noroeste) de la isla de Lanzarote donde la Guardia Civil encontró nuevamente otras dos nasas sin señalizar correctamente.

Por otro lado, en lo que se refiere a los trasmallos para la pesca furtiva fueron localizados por efectivos del Destacamento Marítimo de Fuerteventura a menos de una milla de distancia de la localidad de La Santa (Lanzarote).

Al respecto, apuntan que se trata de un arte de pesca totalmente prohibido en estas aguas por su potencial no selectivo de capturas en cuanto a cantidad, tamaño y especies. En estos trasmallos se encontraban atrapados "gran cantidad de viejas", como bien se conoce a este pescado de Canarias, que en su "gran mayoría no cumplían con la talla mínima permitida".

La Guardia Civil destaca que la colaboración ciudadana "ha sido fundamental" en el hallazgo de los palangres a la deriva, siendo pescadores de la zona los que comunicaron la posible existencia de dichas artes.

Por ello, recuerda que dispone de una dirección de correo electrónico, sugerencias@guardiacivil.org , destinada a la atención general al ciudadano, sirviendo además de canal para recibir informaciones sobre asuntos que pueden iniciar una investigación.

Asimismo, advierte de que el uso furtivo de nasas en el litoral marítimo puede conllevar sanciones administrativas de hasta 60.000 euros, en virtud del Título V de la Ley 3/2001, de 26 de marzo, de Pesca Marítima del Estado.

Finalmente, informó de que todos los artes intervenidos han sido llevados a tierra, donde han quedado a disposición de la Viceconsejería de Pesca y Agricultura del Gobierno de Canarias para su posterior destrucción, prosiguiendo la Guardia Civil con el operativo contra las nasas ilegales.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies