Un plan de ayudas directas sustituirá el sistema de gratuidad de los libros de texto

Gonzalo Capellán Y Abel Bayo
EUROPA PRESS
Actualizado 18/05/2012 15:08:05 CET

LOGROÑO, 18 May. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Educación Cultura y Turismo, Gonzalo Capellán, acompañado por el director general de Educación, Abel Bayo, ha dado a conocer, esta mañana, el plan de ayudas para libros de texto que sustituirá al sistema de gratuidad de libros originado en 2002.

Según ha contado Capellán "esta medida se ha tomado tras llegar a la conclusión, a través de visitas a los centros educativos y un exhaustivo análisis de la Consejería, de que el sistema implantado no suponía un beneficio docente ni pedagógico".

El consejero ha dicho que en los últimos años se han invertido más de ocho millones de euros en la implantación de este sistema, y considera que esta cantidad debe dedicarse a programas que supongan una mejora de la calidad educativa. Ha añadido que "siguiendo las demandas y los proyectos de mejora de los centros el objetivo prioritario es implantar un sistema de abarque diversidad, bilingüismo, y medidas de apoyo especial".

Cabe destacar que el sistema de gratuidad se ha implantado paulatinamente, y se va a eliminar de la misma manera durante los próximos tres años. El curso que viene desaparecerán los libros gratuitos para los alumnos de primero y tercero de ESO a los que se les facilitará la posibilidad de obtener ayudas directas para la compra de los mismos como se venía haciendo con los alumnos de primero y segundo de primaria.

Estas ayudas se destinarán a las familias con rentas más bajas hasta cubrir el presupuesto destinado a ellas: más de 800.000 euros.

El máximo responsable de Educación en La Rioja ha señalado que "la Consejería destinará a reposición de libros para los cursos que dispongan de libros gratuitos el próximo curso más de 500.000 euros". Ha distinguido que "la reposición no es lo mismo que la renovación: se comprarán los libros necesario para suplir aquellos que están estropeados y no pueden cumplir su función".

Por otro lado, el consejero ha adelantado la posibilidad de implantar, poco a poco y tras evaluar experiencias previas, libros digitales que facilitan un aprendizaje didáctico a través de contenidos audiovisuales. "Este adelanto - ha asegurado- supondría un ahorro importante para la Consejería pero vamos a analizarlo bien, testarlo en varios centros y si resulta favorable introducirlo poco a poco". "Si vamos a ahorrar, pero empeora la calidad educativa - ha afirmado- no se hará".