El 112 recibió ayer cuatro llamadas por Mbaye, que entraron como aviso por "varón convulsionando" en la calle

Depositan flores y velas en memoria del mantero muerto en Lavapiés (Madrid)
EUROPA PRESS
Publicado 16/03/2018 17:06:05CET

MADRID, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

El servicio de Emergencias Comunidad de Madrid 112 recibió ayer un total de cuatro llamadas alertando de lo que estaban pasando con el ciudadano senegalés Mame Mbaye en la calle del Oso, en Lavapiés, y entraron como un aviso de un varón que estaba "convulsionando" en la vía pública.

Un portavoz de Emergencias 112 Comunidad de Madrid ha explicado que en torno a lo acontecido con Mbaye, los servicios de emergencias recibieron cuatro llamadas, la primera de ella a las 16.52 horas. Según el mismo portavoz, un minuto más tarde, a las 16.53 horas, el aviso "ya estaba despachado a Samur".

Según las explicaciones que ha dado este viernes el Ayuntamiento de Madrid, Mmame Mbage estaba en la Puerta del Sol con otras personas, punto donde se había producido una intervención policial por venta ambulante. Mbage decidió marcharse y se dirigió a la Plaza Mayor, donde se encontró con varios amigos, ha relatado el concejal de Seguridad, Javier Barbero.

Desde allí, según el relato de Barbero, se marchó con uno de ellos a Lavapiés, donde vivía. En las inmediaciones de la calle del Oso es donde se produjo el infarto de miocardio con parada cardiorrespiratoria. El tiempo transcurrido entre la salida de la Plaza Mayor a la calle Oso fue de unos quince o veinte minutos.

Cuando cayó al suelo, el amigo que le acompañó pidió ayuda y "en muy poco tiempo" apareció un coche de la Policía Municipal, que estaba patrullando la zona, ha explicado. Intentaron revertir la parada, que inicialmente asociaron a un ataque epiléptico por la espuma de la boca pero después comprobaron la existencia de dificultades respiratorias.

Se le practicaron maniobras de reanimación cardiorrespiratoria y avisaron al Samur, que estuvieron con Mbage "cerca de 45 minutos" pero, "a pesar de los valiosos intentos de policía municipal y de los profesionales del Samur", no consiguieron revertir la parada.