Acera advierte que la confianza se gana "sin radicalidades" y Gómez aboga por convertir PSM en partido de "alternativa"

Actualizado 29/02/2012 21:00:37 CET

MADRID, 29 Feb. ( EUROPA PRESS) -

La precandidata socialista a ser la nueva secretaria general del PSM, Pilar Sánchez Acera, ha advertido este miércoles a su contrincante, Tomás Gómez, que la confianza ciudadana, perdida como demuestran los resultados electorales, se volverá a recuperar pero siempre que no haya "radicalidades" y se actúe "con firmeza", mientras que el exalcalde de Parla ha defendido no ser sólo el partido de la alternancia sino convertirse "en el de la alternativa".

Sánchez Acera ha sido contundente en su primera intervención en el debate entre ambos precandidatos, celebrado en los estudios de la Cadena Ser y recogido por Europa Press. La precandidata ha iniciado su intervención afirmando que el proyecto que encabeza "no es personal, sino compartido" y se caracteriza por moverse bajo un objetivo, "el cambio".

"Hay otra opción que plantea que hay que cambiar para sumar fuerzas dentro del PSM pero cambiar para hacer bien nuestro trabajo político porque los ciudadanos progresistas nos esperan y quieren que recuperemos su confianza. Necesitamos cambiar para ganar", ha señalado después de reprochar a Gómez que "en cinco años se han perdido cinco elecciones", lo que ha hecho que éste ha sido para el PSM "el peor periodo" en lo que a resultados electorales se refiere.

Acera ha insistido en que la confianza perdida "se consigue sin radicalidades, con firmeza, defendiendo con uñas y dientes los derechos de los ciudadanos cuando son agredidos por la derecha".

Por su parte, el actual secretario general del PSM, Tomás Gómez, ha arrancado recordando que el debate de hoy hace de este día un "momento histórico en el PSOE" ya que hasta el momento no se había producido debate alguno en ningún proceso interno, ya sea unas primarias o un congreso federal. "Esto marca un antes y un después", ha subrayado. A eso ha añadido que a algunos le puede parecer extraño que se produzca un debate entre dos socialistas pero "no es frente a frente sino hombro a hombro".

No ha querido zanjar su primera intervención de presentación sin decir que la sociedad madrileña necesita más que nunca a la socialdemocracia para mantener "un Estado de Bienestar, una sanidad y una educación pública de calidad". "El PSOE, en crisis electorales, tenemos que ser el partido de la alternancia y convertirnos en el de la alternativa, con un modelo diferente a la derecha", ha zanjado después de afirmar que es "imposible hacer políticas sociales de izquierda con una política económica de derechas".