Esperanza Aguirre apuesta por un pacto 'Antipodemos' con los "sacrificios" que hagan falta

Cristina Cifuentes, Esperanza Aguirre y Fernando Martínez Maíllo
EUROPA PRESS
Actualizado 22/01/2016 13:37:24 CET

MADRID, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, ha defendido este viernes que ahora "lo lógico" es que a nivel nacional haya un gobierno de las tres fuerzas constitucionalistas", en referencia a PP, PSOE y Ciudadanos, con los "sacrificios" que hagan falta.

   "Ahora, como en mayo, lo lógico es un gobierno de las tres fuerzas constitucionalistas: PP, PSOE y Ciudadanos, que sumarían 253 diputados y más de 16 millones de votos. Con los sacrificios, los que gan falta, las concesiones, las que sean necesarias. Lo de menos es eso. Lo importante es un gobierno que sea capaz de dirigir la economía en la buena dirección", ha defendido Aguirre en su intervención en la Junta Directiva regional del PP de Madrid.

   En opinión de Aguirre, "ahora, en España, la situación es muy similar" a la que se vivió en el Ayuntamiento de Madrid tras las elecciones de mayo, y ha defendido que se haga lo mismo que propuso ella entonces cuando a pesar de ser la fuerza más votada llamó a un pacto a tres para evitar la llegada de Ahora Madrid a la Alcaldía.

   Aguirre ha relatado que tras los comicios de mayo ofreció al PSOE su apoyo para hacer alcalde al entonces cabeza de lista, Antonio Miguel Carmona. "Incluso ofrecí mi retirada del Grupo Municipal Popular para hacerle más fácil la aceptación", ha señalado.

   "Mi propuesta fue un gobierno municipal apoyado por los tres partidos que no cuestionábamos el marco constitucional, PP, PSOE y Ciudadanos, con Carmona de alcalde de Madrid y conmigo fuera", ha relatado Aguirre, que ha indicado que Carmona dijo que no, no sabe si "porque se lo prohibió Sánchez o movido por su personal y acreditada perspicacia política".

LOS FALLOS DE LOS GRANDES PARTIDOS NO PUEDEN CASTIGAR A LOS CIUDADANOS

  "Los grandes partidos hemos podido fallar y podemos merecer nuestro castigo, pero la solución no puede ser el tremendo castigo para los ciudadanos de caer en manos de los de Podemos. Los fallos del PP y del PSOE no pueden ser la puerta para que en España gobiernen los que no creen en la Constitución, unidos, además, a los que ya abiertamente están en la secesión. Es un sinsentido", ha defendido.

    En esta línea, la presidenta del PP de Madrid ha considerado que "nunca ha sido la hora para las ambiciones personales, pero ahora lo es mucho menos que nunca", y ha defendido que la responsabilidad de los populares es decir "con claridad" que han sido la primera fuerza política y que hay otros dos partidos que si se unen al PP "permiten mantener un gobierno" que se encuentra dentro de la constitucionalidad".

   En su opinión, sería un Gobierno "capaz de dirigir la economía en la buena dirección, que reforme la Ley Electoral y la del Consejo General del Poder Judicial, que son las dos leyes que hay que cambiar para ayudar a la regeneración de la vida política española" y un Ejecutivo que gestionaría "con sensatez la cosa pública, mientras los dos grandes partidos hacen las reformas internas que sus malos resultados electorales les han mostrado como indispensables".

LLAMAMIENTO A DECÍRSELO A LOS SOCIALISTAS

   "Hago un llamamiento a que todo esto se lo digamos a todos con los que hablamos a diario y muy especialmente, a los compañeros socialistas en las instituciones. Investir a Sánchez con el apoyo de independentistas y totalitarios bolivarianos es un disparate mayúsculo y una irresponsabilidad", ha asegurado.

   Y es que ella, ha relatado, volvió a la primera fila de la política para "dar la batalla contra los totalitarios" y sigue en ella para seguir dándola, ya que les considera "un peligro profundo y real para la democracia española". En este punto, ha afirmado que le "sorprende cada día más la inconsciencia y la frivolidad con la que muchos sectores de la sociedad española les tratan".

   Además, ha comparado lo que sucede en España "con lo que ocurre en Francia con el Frente Nacional". "Todos se olvidan de sus diferencias cuando llega la hora de frenarlo para defender los valores de la República, entre los que están la integridad de Francia y la consideración de iguales para todos los franceses", ha relatado Aguirre, quien ha contrapuesto la actitud española, donde Pedro Sánchez "puede hacer que se les abran las puertas del gobierno a unos grupos que, sin disimulo, vienen a cargarse" lo que tiene España.

CASTIGO A LOS GRANDES PARTIDOS

    La presidenta del PP de Madrid ha afirmado que la cita de hoy se  produce "en unos momentos especialmente delicados para España", ya que las elecciones del 20 de diciembre dibujaron un Congreso de los Diputados en el que ningún partido político tiene una mayoría clara para formar un gobierno en solitario.

   Así, ha descrito que aunque el PP ha "perdido un porcentaje muy alto de los apoyos de 2011 ha sido la fuerza política más votada, con muchísima diferencia sobre la siguiente, que ha sido el Partido Socialista" y ha sostenido que las elecciones también han dejado claro que el PSOE ha perdido "un porcentaje de votos altísimo".

   "Algunos, al contemplar la caída de votos al PP y al PSOE, se han apresurado a proclamar la muerte del bipartidismo", ha continuado la líder del PP de Madrid para decir que no sabe si es así, pero lo que si sabe es que "los ciudadanos han castigado claramente a los dos grandes partidos", quizá porque a lo largo de estos años han vivido "mirando más hacia dentro de nosotros mismos que hacia afuera, hacia los ciudadanos".

EL PP BUSCA LAS CAUSAS Y EL PSOE, NO

   En este punto, ha considerado que el PP tiene "la obligación y el deseo de determinar las causas de ese castigo", entre las que ha citado la dureza de la crisis y las medidas que se han tenido que tomar, los "intolerables casos de corrupción", la política de comunicación o que los electores "no hayan comprendido algunas de nuestras actitudes en asuntos de cariz ideológico como Bolinaga, el aborto o la Ley de la Memoria Histórica".

   "Lo increíble del PSOE es que, después de haber obtenido el peor resultado de su historia, no hayamos encontrado un solo discurso en el que Sánchez reconozca su catastrófica derrota", ha denunciado Aguirre. A su juicio, así "comete una inmensa trampa intelectual e intenta una operación que tienen mucho de fraude: gobernar con el apoyo de todos los que quieren cargarse el marco de convivencia de los españoles durante los últimos cuarenta años".

LA "OPERACIÓN DE SÁNCHEZ"

   Así, ha pasado a detallar lo que ha llamado la "operación de Sánchez". Los españoles expresaron su "malestar" con los dos grandes partidos y algunos de ellos votaron a Podemos y sus grupos afines, que "no aceptan el pacto constitucional", que la "soberanía nacional resida en el conjunto del pueblo español" o la Monarquía, ha relatado.

   "Quieren ponerlo todo patas arriba para, en el caos subsiguiente, imponer su modelo, que tampoco esconden: el populismo bolivariano de origen chavista, heredero directo del naufragio del comunismo más estalinista", ha sostenido para afear a la formación morada y sus afines sentirse "capaces de imponerse a los demás".

   No obstante, ha considerado que "lo más incomprensible es contemplar cómo el fracasado Sánchez, obsesionado por el poder y por su odio al PP y a todo lo que los más de siete millones de votantes del PP significan, está dispuesto a echarse en sus manos".

   "Se olvida de que (Podemos) está financiado por Irán. Se olvida de que está financiado y promocionado por Venezuela, ¿qué dirían los medios de comunicación y los ciudadanos conscientes si tuvieran las imágenes de unos líderes del PSOE o del PP embarcando en el avión? Pues acabamos de ver a esos dirigentes de ETA, de la CUP y de Podemos embarcando en un avión venezolano camino de un congreso para articular el derecho de autodeterminación y a Sánchez no le impresiona nada", ha destacado.