El asesinato de Sandra Palo cumplirá la próxima semana su décimo aniversario

Padres De Sandra Palo
ASOCIACIÓN SANDRA PALO/EUROPA PRESS
Actualizado 12/05/2013 12:01:14 CET

MADRID, 12 May. (EUROPA PRESS) -

El asesinato de Sandra Palo cumplirá el próximo 17 de mayo su décimo aniversario. La joven getafense desapareció la madrugada de ese día cuando regresaba de tomar algo con unos compañeros de un taller ocupacional al que solía acudir.

La madre de Sandra, María del Mar Bermúdez, emprendió desde la muerta de su hija una lucha por lograr la modificación penal de la Ley que regula la responsabilidad penal de los menores. Su batalla la llevó hasta Estrasburgo junto a su marido para solicitar el endurecimiento de las penas a los menores a nivel europeo.

En 2008, solicitó ante el Parlamento europeo que los menores que hubieran cometido delitos muy graves pasaran a la cárcel al cumplir los 18 años, una cuestión que entonces fue admitida a trámite por el Parlamento Europeo.

Durante su visita, los padres de Sandra Palo estuvieron acompañados por el exministro Jaime Mayor Oreja y por el exconsejero madrileño Alfredo Prada.

Los padres de la joven fallecida han organizado numerosas manifestaciones para reclamar estas medidas y han organizado recogida de firmas para instar estos cambios legislativos. De hecho, llegaron a entregar más de un millón de firmas ante el Congreso.

Además, pusieron en marcha la Asociación Sandra Palo (para la defensa de las libertades) a través de la cual se personan en numerosos casos judiciales. En la web, se exhibe desde que comenzó el 2013 la imagen de Sandra junto a un "10 años de lucha por una Justicia digna"

UN CRIMEN ATROZ

La mañana del 17 de mayo de 2003 un camionero encontró el cuerpo carbonizado de Sandra en una cuneta junto a una empresa de rótulos en el municipio de Leganés.

Horas antes, Sandra fue obligada por cuatro jóvenes, tres de ellos menores de edad, a subirse a su coche para trasladarla a un descampado donde la violaron y atropellaron hasta siete veces, la rociaron con gasolina y la quemaron.

Los implicados del crimen fueron Francisco Javier Astorga Luque, apodado 'El Malaguita' y el único mayor de edad, Ramón Santiago Jiménez y Ramón y José Ramón Manzano Manzano, alias 'Ramoncín', ambos de 17 años. También participó en el crimen Rafael García Fernández, El Rafita, que entonces tenía 14 años y era miembro de la banda 'El Chupete'.

'El Malaguita' fue condenado a 64 años de prisión por tres delitos de violación y uno de asesinato con los agravantes de alevosía y ensañamiento. Ramón y Ramoncín fueron penados a cumplir ocho años de internamiento y cinco bajo libertad vigilada.

Mientras que 'El Rafita' cumplió cuatro años de condenado en un centro de internamiento. Sobre este último, pesa actualmente una orden de busca y captura por conducir bajo los efectos del alcohol. No obstante, esta medida se encuentra recurrida por la Fiscalía.

AMPLIA CARRERA DELICTIVA

'El Rafita' fue detenido por última vez, tras una laboriosa investigación policial, en marzo del año pasado, tras varios meses de estar bajo otra orden de busca y captura, está vez dictada por el Juzgado número 29 de Madrid, por su relación con una banda delictiva que se dedicaba al robo y desguace de vehículos y que fue desarticulada en agosto de 2011 en la denominada operación Ceniza, en la que se detuvo a familiares suyos. Tras pasar a disposición judicial, fue puesto en libertad con cargos.

Rafael Fernández García tiene una amplía carrera delictiva. No obstante, acumula media docena de detenciones y varios cargos pendientes siendo mayor de edad por delitos cometidos después y durante su etapa de libertad vigilada, es decir, mientras cumplía la segunda fase de las medidas judiciales establecidas por el crimen.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies