El Ayuntamiento acometerá labores de limpieza y conservación de la fachada del Palacio de Cibeles

Imagen de la fachada del Palacio de Ciebeles con andamio
AYUNTAMIENTO DE MADRID
Publicado 02/02/2018 17:30:07CET

Los andamios que se instalarán se retirarán antes de las celebraciones del Orgullo

MADRID, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Madrid, por medio de la Dirección General de Patrimonio, está montando los andamios de la fachada principal para acometer una limpieza minuciosa, como se ha hecho ya en las de Alcalá y el Prado, unido a tareas de conservación.

Según ha explicado el Consistorio en un comunicado, los trabajos combinan las nuevas tecnologías y también métodos artesanales y se basarán en el apagado de la cal y el 'cosido' de elementos o la protección una a una de las luminarias

La previsión es que para la celebración del Orgullo, el último fin de semana del mes de junio, las fachadas de Cibeles, Alcalá y Prado "estén libres de andamiajes".

El Palacio de Cibeles es obra de Palacios y Otamendi, empezó a construirse en 1907 y las obras concluyeron doce años después. Fue sede de Correos y Telégrafos y en 2007 se estrenó como sede del Ayuntamiento de Madrid.

El propósito de estas actuaciones es, además de proteger el valor patrimonial y artístico de la sede del Ayuntamiento de Madrid -declarado Bien de Interés Cultural (BIC) con categoría de Monumento en 1993- "garantizar la seguridad" de los viandantes y trabajadores municipales.

Hasta ahora se han realizado los trabajos de lavado general y profundo en las fachadas de Alcalá y Prado con vuelta a la calle Montalbán. Tras la proyección con lanza de agua caliente, utilizando detergente neutro y técnicas manuales como la utilización de cepillos de cerdas naturales, se ha realizado una proyección de micro esferas inocuas.

Una vez concluida esta actuación en Alcalá y Prado, la misma limpieza se va a realizar en la fachada que da a la plaza de Cibeles, la principal (CentroCentro). En paralelo se sigue trabajando en Alcalá y Prado con Montalbán, en el picado y revoco de ambas fachadas para recuperar lo dañado y conservarlo.

Para evitar incomodidades a la ciudadanía y a los turistas durante la Navidad, sobre todo con la Cabalgata de Reyes, se optó por iniciar el montaje de los andamios en el mes de enero.

UN TRABAJO TÉCNICO Y ARTESANAL POR FASES

Las fases de trabajo en este edificio histórico son complejas, e incluyen un examen minucioso del estado exterior del edificio, un lavado superficial y otro más profundo, el picado de la piedra, un revoco a la cal (mediante procesos tradicionales de apagado de la cal almacenada en enormes bidones).

Hace poco más de un año se inspeccionó y analizó 'piedra a piedra' una muestra de las fachadas del Palacio para comprobar el origen de unos desperfectos detectados entonces. Los técnicos municipales comprobaron que no había procesos de degradación importantes, sino que los deterioros eran puntuales y de pequeño alcance.

Para la limpieza efectuada en Alcalá y Prado (con vuelta a la calle Montalbán) primero se empleó agua caliente y detergente inocuo para la caliza y, a continuación, se proyectó carbonato cálcico para un lavado más profundo.

Esto es lo que, una vez concluido el montaje de los andamios, se va a realizar en la fachada que da a la plaza de Cibeles. En paralelo continúan las intervenciones en Alcalá y Prado con Montalbán, donde ha empezado la intervención propiamente dicha en la piedra: picado y revoco a la cal, pequeñas recuperaciones de volumen y 'cosido' de elementos para evitar su caída.

Debido la "notoriedad institucional y turística del edificio", las fachadas de Alcalá y paseo del Prado se cubrieron con lonas miméticas al comienzo de la intervención, manteniendo así una de las imágenes más fotografiadas de la capital. Una vez que acabe el montaje de los andamios en la portada principal, la que da a la plaza de Cibeles, también se cubrirá con una lona mimética.

Para después del verano de 2018 quedaría la intervención en la fachada de la calle Montalbán, exponen finalmente desde el Consistorio madrileño.