Cargas policiales en Lavapiés para proteger al cónsul de Senegal mientras manifestantes lanzan sillas a los agentes

Cargas policiales en Lavapiés
EUROPA PRESS
Actualizado 16/03/2018 15:24:03 CET

Algunos alborotadores han lanzado sillas y mesas a los agentes

MADRID, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

Fotos y vídeos de los disturbios en Lavapiés (Madrid)

Una decena de policías heridos y 6 detenidos en los incidentes de anoche

Todas las reacciones y la última hora tras la muerte del mantero 

Agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP) han empezado a cargar en la plaza de Nelson Mandela pasadas las 12.50 horas después de que un grupo numeroso de ciudadanos senegaleses hayan increpado al cónsul de este país, Mouctar Belal BA, que ha tenido que refugiarse en un establecimiento para evitar ser agredido.

Ante la imposibilidad de que el cónsul pudiera llegar al coche diplomático que le estaba esperando, la policía ha formado un cordón, y segundos después, han empezado a cargar, mientras que algunos de los concentrados lanzaban sillas y mesas de la terraza del restaurante Baobab a los agentes policiales.

Además de las sillas, los agentes han recibido lanzamiento de adoquines, lo que les ha obligado a cargar durante varias ocasiones y a hacer amagos de disparar al aire para dispersar a los congregados en la plaza y que les estaban agrediendo.

Algunos de los que han lanzado objetos estaban ataviados con capuchas y bragas para ocultarse el rostro, mientras que otros de sus compatriotas intentaban que no agredieran a los agentes y repusieran su actitud con gritos y con los brazos en alto en señal de parar la situación.

En la calle Cabestreros los agentes han formado una línea, protegidos por los escudos, ante el hostigamiento de los manifestantes. Allí han avanzado para dispersas a este grupo, recurriendo también al uso de la fuerza en determinadas ocasiones.

Por otro lado, algunos vecinos al culpado al Consulado de Senegal de provocar estos incidentes, dado que se han personado en la zona sin escolta policial.

Además, una mujer senegalesa, de mediana edad, ha sufrido un desvanecimiento durante los incidentes aunque ha recuperado el conocimiento a los pocos minutos y en estos momentos se encuentra recuperándose sentada en una terraza de la zona.

En la plaza de Nelson Mandela permanecen concentradas unas 200 personas, casi todas de origen senegalés. De momento, hacia las 13.15 horas la situación se había calmado y los agentes se han retirado a otras calles aledañas en modo preventivo.

EL CÓNSUL ABANDONA LAVAPIÉS ESCOLTADO Y CON LANZAMIENTOS DE OBJETOS

El cónsul de Senegal finalmente ha abandonado la Plaza Nelson Mandela, en Lavapiés, escoltado por agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP) de la Policía Nacional y con lanzamientos de objetos a su coche.

En torno a las 13 horas, el diplomático, que se encontraba refugiado en el restaurante Baobab, en la misma plaza, ha conseguido salir mientras que dos furgonetas de la Policía Nacional franqueaban su coche, que estaba detenido en la calle Mesón de Paredes, frente al establecimiento.

El vehículo previamente había intentado acceder a la calle Cabestreros en un primer momento, pero ante la multitud congregada y la actitud hostil de muchos de los presentes, que han llegado a golpear el coche en repetidas ocasiones, el coche ha continuado su marcha hasta la calle Embajadores.

Después, agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP) se han personado en la zona y han intentado dialogar con los manifestantes para que depusieran su actitud, algo que no han conseguido. Ante el cariz de la situación, han llegado a la plaza Nelson Mandela refuerzos policiales de esta misma Unidad, que se han desplegado en la calle Cabestreros, y en una primera carga han logrado despejar este enclave, para luego tomar posiciones a lo largo de la plaza.

Paralelamente, dos furgonetas de la Policía Nacional y el vehículo diplomático se han detenido en la calle Mesón de Paredes, frente al restaurante Baobab. En ese momento, el coche del consulado ya ha recibido el lanzamiento de algunos objetos, y el conductor ha salido agachado y corriendo para evitar sufrir daños.

Pasados un par de minutos, el vehículo, ya con la representación diplomática, ha emprendido la marcha flanqueado por estas dos unidades de Policía Nacional entre lanzamiento de piedras y adoquines. Una vez ha abandonado el lugar, se ha producido algún lanzamiento de sillas contras el vehículo.