La cuantía mínima de la Renta Mínima de Inserción pasará de 375 a los 400 euros al mes

Actualizado 11/12/2015 18:11:01 CET

MADRID, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

La cuantía de la Renta Mínima de Inserción (RMI) aumentará a partir del próximo año hasta los 400 euros al mes en la Comunidad de Madrid --actualmente está en los 375 euros-- después de que todos los grupos de la Asamblea hayan aprobado por unanimidad una enmienda presentada por el PSOE.

Asimismo, el tope máximo de la Renta Mínima de Inserción, que está en marcha en la Comunidad de Madrid para dar cobertura de las necesidades básicas a las familias que se encuentran en una situación más vulnerable, se elevará hasta el Salario Mínimo Interprofesional.

La Comunidad de Madrid es una de las pocas comunidades autónomas que garantiza el carácter indefinido de la percepción de la RMI a las personas que acreditan cumplir con los requisitos, mientras se encuentren en situación desfavorecida y hasta que mejore su situación.

En la actualidad, la cuantía de la RMI se establece en función del número de miembros de la unidad familiar, y abarca desde 375,55 euros para una sola persona, hasta un tope de 532,51 euros para familias de tres o más miembros, siendo la cuantía media mensual de 412 euros.

Desde que la Comunidad de Madrid creó este recurso en 2002, han percibido esta prestación más de 45.000 familias y el 50 por ciento de los perceptores han dejado de recibirla al mejorar su situación laboral. En 2015, esta renta se ha dirigido a más de 23.800 familias madrileñas que están en riesgo de exclusión social.

La RMI se concede a toda persona que se encuentra sin ingresos para satisfacer las necesidades básicas de la vida diaria durante el tiempo que sea necesario y siempre que se cumplan los requisitos establecidos en la Ley 15/2001 de RMI de la Comunidad, como carecer de ingresos económicos, tener un patrimonio inferior a los 13.519,80 en el caso de una persona que viva sola (la vivienda habitual no se computa), contar con residencia legal en la Comunidad de Madrid y estar empadronado en algún municipio de la región con una antigüedad de 12 meses.

No se trata de una prestación económica pasiva, ya que contempla la realización de proyectos de inserción sociolaboral para facilitar el acceso al mercado de trabajo, y la consiguiente autonomía económica.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies