El TSJM anula la orden que derivó en la supresión de conciertos de FP de grado superior

Publicado 25/06/2015 18:00:02CET

MADRID, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha anulado la orden que resolvía la convocatoria para la renovación de conciertos educativos para el periodo 2013-2017 y suprimía conciertos a centros de Formación Profesional de Grado Superior decidida por el Gobierno de la Comunidad de Madrid en 2013.

Así lo detalla la sección octava de la Sala Contencioso-Administrativo del TSJM, que estima parcialmente el recurso interpuesto por la Fundación Villena la Salle, y declara su derecho a la renovación del concierto de las unidades escolares correspondientes a los Ciclos Formativos de Grado Superior de 'Administración y Finanzas' y de 'Sistema de Telecomunicaciones e Informáticos', con esfectos del curso 2013/14.

La sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, remarca que la cuestión radica en el acuerdo del Consejo de Gobierno del 1 de agosto de 2013 que denegaba la renovación de conciertos por "falta de consignación presupuestaria".

Así, la Sala entiende que la administración, que en ese acuerdo no concretó la limitación de unidades, se basó simplemente en carencia de presupuesto y que ello no supone suficiente motivación, aplicando en este caso doctrina del Tribunal Supremo.

El TSJM indica que la Comunidad, frente a la queja de falta de motivación relativa a las unidades a suprimir, remitió un informe de la Dirección General de Presupuestos de la Consejería de Economía, documento que la sección interpreta que se elaboró a consecuencia del recurso interpuesto y, por tanto, no lo toma en consideración.

Relata que el Supremo especifica que "en los supuestos en que la administración educativa deniega o renueva conciertos educativos a centros docentes que así lo solicitan, exige que aquella justifique mediante razones concretas, explícitas y suficientemente motivadas y acreditadas, que no concurren los requisitos precisos (...) o insuficiencia de crédito presupuestario que lo haga imposible".

El Alto Tribunal se refiere a aspectos formales para indicar que, aunque resulta "insuficiente" la motivación de la orden, la falta de presupuesto es la razón que se aduce para no renovar el concierto.

Ante este fallo, Escuelas Católicas de Madrid indica que esta medida afectó en FP a, sólo en centros pertenecientes al colectivo, a 240 unidades (un tercio del total en la Comunidad en esta etapa), 135 Ciclos Formativos, 22 centros, 500 profesores y 6.000 alumnos.

"Con esta sentencia la justicia da la razón a los centros de Formación Profesional de Grado Superior que injustamente fueron apartados del concierto", expone en un comunicado.

Escuelas Católicas, que coordinó los recursos de los centros, se muestra "especialmente satisfecha por esta sentencia que recoge los argumentos expresados por los recurrentes en cuanto a "la consideración de los conciertos educativos como un derecho de los titulares de los centros y de las familias".

Considera que esta decisión "frena el intento del anterior Gobierno de la Comunidad de Madrid de implantar un sistema de copago educativo, lo cual supone un quebranto al principio constitucional de gratuidad y libertad de enseñanza".

Por último, Escuelas Católicas reitera a la nueva presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, su propuesta de analizar este tema y de "buscar una solución satisfactoria" que comporte la renovación de todos los conciertos de FP de Grado Superior suprimidos.