Expertos proponen subir el impuesto de circulación a coches diésel para fomentar la movilidad sostenible

Carga de vehículo eléctrico
BOSCH - Archivo
Publicado 02/04/2018 14:53:47CET

MADRID, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Comité de Expertos sobre escenarios para la Transición Energética ha elaborado un informe que resalta la necesidad de proceder a la puesta en marcha de una fiscalidad vinculada al dióxido de carbono (CO2), con un incremento del tipo aplicable al gasóleo y extender "ese refuerzo de la señal medioambiental a los impuestos locales afectados", entre los que se encuentra el impuesto de circulación de los ayuntamientos.

Este informe, entregado este lunes al ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, apunta que el transporte ha sido el "principal responsable" del incremento de las emisiones de gases de efecto invernadero en España en el período comprendido entre 1990 y 2015, por lo que apuesta por la expansión de los vehículos eléctricos para reducir este impacto negativo.

No obstante, indica que la penetración en el mercado de este tipo de vehículos, aún reducida, estará condicionada "de modo muy destacado" por el coste de dichos vehículos y por la evolución que experimenten las baterías y, por lo tanto, la autonomía.

Así, la comisión de 'sabios' considera que la política regulatoria debe orientarse a facilitar una transición eficiente hacia vehículos de energías alternativas, "sin precipitarse en medidas de gasto público que puedan conducir a generar costes no recuperables" y prestando "especial atención" al cambio de fiscalidad como instrumento "imprescindible" para facilitar la transición a una movilidad sostenible.

MEDIDAS.

Por ello, dicho grupo de expertos, con el fin de facilitar la transición a una movilidad baja en emisiones, se muestra a favor de establecer una estructura de peajes de acceso que favorezca un uso eficiente de la red eléctrica.

En esta línea, defiende avanzar en una exploración de medidas proactivas por parte de las administraciones locales que, además de fomentar el transporte colectivo como estrategia para reducir las emisiones, también incentiven la movilidad no contaminante.

El informe recomienda, a su vez, vincular los apoyos a los vehículos con energías alternativas a las emisiones de CO2 evitadas y considerar, en tanto que se procede a la creación de una fiscalidad vinculada al CO2, un incremento del tipo aplicable al gasóleo y extender dicho esfuerzo a los impuestos locales afectados, como el impuesto de circulación.

Igualmente, los expertos proponen garantizar un entorno adecuado para la I+D+i, debido, especialmente a la relevancia que tiene el sector del automóvil en España, y también proporcionar un entorno "adecuado y prudente" de apoyo a la expansión de los puntos de recarga de coches eléctricos.

En cuanto a los biocarburantes, el informe apunta que la medida más eficiente "sería financiar renovables eléctricas más que mezclar biocombustibles", por lo que apuesta por contribuir a un Fondo de energías renovables, con el fin de profundizar en la neutralidad ecológica y lograr una descarbonización al mínimo coste.

Además, resalta que la descabornización del transporte de mercancías tiene su máximo potencial con el uso de camiones eléctricos para el tráfico ligero de mercancías y de vehículos industriales de gas para tráfico más pesado y el traspaso de parte de la carga al medio ferroviario.