Ayuntamiento Murcia medirá el ruido en las calles de mayor concentración de locales de ocio a partir de septiembre

Publicado 24/06/2016 14:19:14CET

MURCIA, 24 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento Murcia medirá el ruido en las calles de mayor concentración de locales de ocio a partir de septiembre. En concreto, las zonas que se someterán a estudio preferente son los entornos de Alfonso X y Pérez Casas, la calle Enrique Villar, la Plaza de la Universidad y calle Jacobo de las Leyes y las calles Doctor Fleming y Saavedra Fajardo.

La Concejalía de Urbanismo, Medio Ambiente y Huerta de Murcia, que dirige Antonio Navarro, continúa poniendo en marcha medidas para conseguir que Murcia sea una ciudad sin ruidos.

En este sentido, la reunión celebrada este por la Junta de Gobierno ha adjudicado la elaboración del mapa de ruido de ocio de la ciudad, como paso previo necesario para determinar qué medidas correctoras es necesario adoptar para garantizar el descanso de los vecinos en las zonas de mayor concentración de locales.

Una vez que finalice el verano, comenzarán los trabajos de control en determinados puntos de la ciudad, el análisis y tratamiento de los datos obtenidos y la elaboración de la cartografía acústica asociada al ruido de actividades de ocio.

Se trata de analizar el impacto sonoro que produce la concentración de locales de ocio pero, también, de las personas que acuden a ellos, de modo que se pueda "cartografiar" el ruido y conocer su comportamiento en las distintas vías urbanas y diferentes horarios. De esta forma, el Ayuntamiento dispondrá de información actualizada que permita la toma de decisiones basada en criterios objetivos fundados.

La cartografía de ruido obtenida servirá también para informar a los ciudadanos y a la hostelería sobre los niveles sonoros existentes, sirviendo de herramienta de concienciación para los diferentes colectivos implicados.

Con esta información, el Servicio Municipal de Medio Ambiente podrá conocer los niveles sonoros asociados a esta fuente, y facilitar así herramientas para la adopción de medidas que permitan su adecuación a la normativa en aquellas zonas en las que sea necesario.

Todo ello para conseguir compatibilizar el ocio con la calidad de vida de los residentes de las zonas donde se concentran estos establecimientos públicos.

En cualquier caso, según se desarrollen los trabajos, se verá la posibilidad de ampliar a otras calles no incluidas en las mismas pero que puede ser necesario por la situación acústica actual.

La metodología que se utilizará son mediciones en continuo e itinerantes mediante sonómetros en puntos determinados tras una evaluación inicial, modelización a través de software acústico y obtención de los mapas de ruido de ocio, específicos para cada zona estudiada. Los datos se integrarán en un visor SIG para ponerlos a disposición de la población.

La información obtenida permitirá adoptar un plan de medidas específicas para cada zona en caso necesario, con el fin de conseguir su mejora acústica y adecuación a la normativa.

La empresa adjudicataria del contrato, Sincosur Ingeniería Sostenible, dispondrá de un plazo de 6 meses para elaborar el mapa. El coste de los trabajos ascenderá a casi 38.000 euros.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies