Un centenar de los medicamentos desfinanciados hace un año por Sanidad han subido su precio o han desaparecido

 

Un centenar de los medicamentos desfinanciados hace un año por Sanidad han subido su precio o han desaparecido

Actualizado 17/12/2013 20:53:35 CET

MURCIA/MADRID, 1 Sep. (EUROPA PRESS) -

Algo más de un centenar de los más de 400 medicamentos que salieron hace un año de la financiación del Sistema Nacional de Salud (SNS) y, por tanto, deben ser pagados de forma íntegra por los ciudadanos, han subido sus precios o han acabado desapareciendo del mercado por falta de ventas.

La medida, puesta en marcha por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad el pasado 1 de septiembre para ahorrar unos 450 millones de euros, también ha propiciado un descenso en las ventas de muchos de estos fármacos, como han alertado varios estudios publicados desde entonces.

La lista de más de 400 fármacos incluía algunos de uso común como 'Almax', 'Pectox', 'Hemorrane', 'Fortasec', 'Acetil Cisteína' o 'Mucosan', todos ellos para síntomas menores, según el departamento de Ana Mato, y con una "alternativa" terapéutica en el mercado que sí está financiada.

Ante la posibilidad de que la desfinanciación conllevara un descenso de las ventas, como parece haber sucedido, muchos fabricantes han ido decidiendo poco a poco subir los precios. Según datos recopilados por la Federación de Empresarios Farmacéuticos Españoles (FEFE), hasta este verano habían subido su precio más de 80 medicamentos.

Los que más lo han hecho son el 'Mucibron', que ha aumentado su precio un 199,5 por ciento y ha pasado de costar 2,06 a 6,17 euros; la 'Cloperastina Normon' (un 189% más, de los 1,73 a 5 euros); el 'Motosol' y el 'Mucosan' en jarabe (un 183% más, pasando de los 2,06 a 5,85 euros); el 'Daflon' (un 131% más, de 4,4 a 10,18 euros).

Otros que también han subido son la 'Acetilcisteina Normon' (un 110%, de 2,15 a 4,53 euros), el 'Romilar' (un 100%, de 2,9 a 5,8 euros, en su formato en jarabe), el 'Fortasec' (un 100%, de 1,89 a 3,78 euros) o el 'Aciclovir' (un 97%, pasando de 7,31 a 14,47 euros).

"Las desfinanciaciones llevan consigo caídas de ventas por unidades, pero si se retoca el precio al alza los laboratorios siguen manteniendo los ingresos. Esto hace que, a medio largo plazo, determinados medicamentos, sobre todo las marcas más importantes, no vayan a sufrir", ha explicado a Europa Press Enrique Granda, responsable del Observatorio del Medicamento de FEFE.

LA SUBIDA ERA DE ESPERAR

La subida era esperable ya que, como reconocía poco después de entrar en vigor el director general de la Cartera Básica de Servicios y Farmacia, Agustín Rivero, tras su desfinanciación se consideran medicamentos "con precio libre" y el Ministerio "no puede actuar" sobre sus precios.

Pese a ello, Sanidad propuso a los laboratorios que las subidas fueran de entre un 10 y 20 por ciento sobre el precio que tenían los fármacos cuando estaban financiados, algo que algunos fabricantes no han cumplido.

Otra de las consecuencias de la desfinanciación ha sido la desaparición del mercado de una veintena de medicamentos, como algunas presentaciones de 'Biolid', 'Lactulosa Level', 'Relistor', 'Toseina' o 'Vincaminol'.

Generalmente, según ha explicado el representante de FEFE, esto ha sucedido en aquellos fármacos o presentaciones que "ya se vendían poco" o que tenían "un fuerte competidor".

DOBLES PRECIOS

Además, y como también han denunciado las oficinas de farmacia, la desfinanciación también ha dado lugar a un "doble precio" en aquellos casos excepcionales en que un medicamento podía estar financiado o no en función de su indicación terapéutica.

Esto ha dado lugar a que, por ejemplo, si el 'Romilar' está prescrito para la tos persistente se financia y cuesta 1,34 euros (en comprimidos), 2,9 euros (en jarabe) y 2,05 euros (en gotas). En cambio, para otras indicaciones o en caso de venta libre su precio asciende a 2,69, 5,81 o 4,09 euros, respectivamente.

Otros fármacos cuyo precio también varía en función de su financiación son el 'Duphalac' en sobres (que pasa de 4,78 a 7,81 euros), el 'Tosidrin' (2,03 ó 3,04 euros), el 'Viscofresh' (2,2 a 3,2 euros) o el 'Emportal' (3,12 a 4,32 euros).

MÁS PRECIO, PERO MENOS VENTAS

Pero junto a estas subidas de precios, que afectan únicamente al ciudadano, la desfinanciación también ha tenido consecuencias negativas para la industria por la mencionada reducción de las ventas, a la que también han contribuido otras medidas adoptadas en el ámbito farmacéutico como el nuevo sistema de copago.

Así, un informe de IMS Health publicado ya evidenciaba en febrero que el mercado farmacéutico en España había experimentado un decrecimiento del 10 por ciento desde julio, lo que había propiciado que desde entonces una de cada 10 unidades de fármacos haya dejado de venderse.

Además, advertían de que la desfinanciación había afectado sobre todo a compañías españolas, como Ferrer (sus productos representan el 8,8% de todos los desfinanciados) o Almirall (7,8%).

Un informe posterior de la misma consultora, centrado en el mercado de medicamentos genéricos, reflejó que la desfinanciación había supuesto un 45 por ciento de reducción en unidades y un 30 por ciento en valores por el efecto del incremento de precios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies