Detenidos 11 miembros de una red que trasladaba hachís de Marruecos oculta en ejes de ruedas de camiones

Imagen de uno de los alijos
POLICÍA NACIONAL
Publicado 21/12/2017 11:49:42CET

Se han incautado 76 kilos de hachís y dos semirremolques frigoríficos en Algeciras (Cádiz), El Ejido (Almería), Albacete y Jumilla

MURCIA, 21 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil y la Policía Nacional, en una investigación conjunta, han desarrollado la operación SAPRE-VIGIA, que ha permitido desmantelar una organización criminal dedicada al tráfico internacional de hachís, con la detención de sus 11 integrantes, según informaron fuentes de la Delegación del Gobierno en un comunicado.

La investigación ha culminado con la incautación de 76 kilos de hachís (de una variedad muy cotizada), así como de dos semirremolques frigoríficos, una cabeza tractora, un turismo y 11 teléfonos móviles en las localidades de Algeciras (Cádiz), El Ejido (Almería), Albacete y Jumilla.

La primera fase de la investigación se inició a finales del pasado mes de julio, cuando se detectaron ciertos movimientos sospechosos de camiones en diferentes polígonos industriales de la Región.

Estos indicios permitieron averiguar que alguno de esos vehículos había entrado a través del Puerto de Algeciras, procedente de Marruecos, y que la supuesta actividad mercantil desarrollada podía encubrir transportes de droga hasta la península.

A la vista de movilidad geográfica de la organización criminal la Guardia Civil y la Policía Nacional coordinaron sus actuaciones con el objetivo de identificar y detener a los miembros de esta supuesta red de narcotráfico.

ESTUPEFACIENTE OCULTO EN LOS EJES DE LOS REMOLQUES

El pasado mes de octubre, en el marco de la investigación, la Guardia Civil se incautó en el Puerto de Algeciras (Cádiz), de 31 kilos de hachís, ocultos en los ejes de uno de los remolques utilizado por la organización.

Al hilo de este primer hallazgo y una vez obtenidos los indicios necesarios, los agentes averiguaron que otro camión procedente de Marruecos iba a realizar su entrada en territorio nacional a través del citado puerto.

Así, el pasado mes de noviembre, de forma conjunta, agentes de la Benemérita y de la Policía Nacional sorprendieron, cuando entraba procedente de Marruecos a través de la frontera de Algeciras, otro de los camiones supuestamente relacionado con el transporte de droga hasta la península.

El examen del camión resultó positivo con la incautación de 45 kilos de hachís ocultos en los ejes del remolque, por lo que su conductor -español, de 34 años y vecino de Valencia- fue detenido como presunto autor de delito de tráfico de droga.

Otras cinco personas, dos de ellas de nacionalidad española, de 47 y 51 años y vecinas de Algeciras; y otras tres de nacionalidad marroquí, de 32 y 33 años, con domicilio en Tánger (Marruecos), fueron detenidas en la ciudad portuaria mientras realizaban labores de apoyo al vehículo interceptado.

Recientemente, en una segunda fase de la operación han sido detenidas otras cinco personas en Albacete, Jumilla y Murcia. Se trata de cinco varones, de nacionalidad española, con edades comprendidas entre los 44 y los 64 años, a los que se les atribuye la presunta autoría de los delitos de tráfico de droga y pertenencia organización criminal.

DESARROLLO INTEGRAL DEL TRÁFICO DE DROGA ENTRE MARRUECOS Y EUROPA

Los investigadores han constatado que el grupo criminal ahora desmantelado contaba con una sofisticada infraestructura para organizar los transportes de droga desde Marruecos hasta España, con destino a otros países europeos, donde las sustancias intervenidas adquieren mayor valor en el 'mercado negro'.

Sus miembros, ahora detenidos, desarrollaban de forma integral las distintas tareas delictivas dirigidas a la comercialización de hachís (de una variedad muy cotizada).

Para ello adquirían y manipulaban la droga en Marruecos, compraban vehículos pesados y alquilaban naves en la Región de Murcia. Más tarde, en un taller de carrocerías de Albacete, manipulaban los ejes de las ruedas para dotarlos de 'caletas' (habitáculos donde ocultar la droga).

Para culminar su actividad delictiva transportaban mercancías desde España y regresaban de nuevo, a través del mismo puerto de entrada en Algeciras, donde los miembros de la organización criminal ahora desmantelada, además, realizaban labores de vigilancia, previa a la entrada de los vehículos cargados con la droga.

Según se desprende de la investigación, se trata de una organización criminal que operaba entre las provincias de Cádiz, Almería, Albacete y Murcia.

La operación 'SAPRE-VIGIA' ha culminado con la detención de 11 personas, miembros de un grupo criminal asentado en las provincias de Cádiz y Murcia, que extendían su actividad delictiva a países del centro y norte de Europa, así como al Reino Unido.

Han sido incautados 76 kilos de hachís (de una variedad muy cotizada), así como de dos semirremolques frigoríficos, una cabeza tractora, un turismo y 11 teléfonos móviles.

En esta Operación han participado agentes de la UDYCO de la Comisaría de Policía Nacional de Lorca y guardia civiles del Equipo de Delincuencia Organizada (EDOA) de la 5ª Zona de la Guardia Civil de Murcia y especialistas de la Oficina de Análisis e Investigación (ODAFI) de Algeciras (Cádiz).