Los trabajadores de la limpieza de la Arrixaca solicitan a la empresa información sobre sus pérdidas

Actualizado 15/05/2013 21:57:32 CET

La empresa les propone reducir en 400 las retribuciones que perciben trabajadores, el despido de 53 personas o un ERE

MURCIA, 15 May. (EUROPA PRESS) -

Los trabajadores de la limpieza del hospital Virgen de la Arrixaca, reunidos este miércoles en asamblea, han decidido solicitar a la empresa concesionaria del servicio toda la información que avale las pérdidas de un millón de euros que dice tener acumuladas hasta la fecha.

Así lo ha hecho saber a Europa Press la delegada de UGT en el Comité de Empresa, Fuensanta Ruiz Pozo, quien ha explicado que, de momento, los empleados han decidido no convocar la huelga, pero no descartan esta medida y están dispuestos a "dar la batalla" en la medida de sus posibilidades.

Los trabajadores se oponen a las propuestas de la empresa, Valoriza Facilities, SAU, para solventar sus pérdidas que consisten, según ha detallado el Comité de Empresa, en una reducción en torno a 400 euros en las retribuciones que hasta ahora perciben los trabajadores, despido de unos 53 trabajadores de la plantilla y la suspensión de contratos mediante un Expediente de Reducción Temporal de Empleo.

Ruiz Pozo asegura que todos los sindicatos del Comité están "unidos" en contra de estas medidas, porque la empresa concesionaria pujó "a la baja" para hacerse con el servicio, a pesar de que sabía la situación de los trabajadores. Ahora, los empleados "no están dispuestos a perder sus derechos".

Al parecer, la empresa se ha comprometido a facilitar el próximo viernes los datos que avalan sus cuentas, y el Comité de Empresa ha sido convocado a una nueva reunión el próximo martes. Los sindicatos trasladarán a los empleados el resultado de dicho encuentro, y juntos tomarán una decisión "en consecuencia", según ha señalado Pozo.

El Comité ya dio contestación a la propuesta de la empresa indicando que desconocían los motivos económicos que señalaba y que era la primera noticia recibida sobre la existencia de pérdidas en la concesión, negando la situación de crisis económica sobrevenida "ya que carecíamos de los elementos necesarios para su verificación".

En ese caso, añaden, "sería exclusivamente responsabilidad de la gestión de la empresas desde antes incluso del inicio de la prestación del servicio", de hecho, "ya se le pusimos de manifiesto la insuficiencia de la cantidad ofertada por Valoriza Facilities, SAU, con una baja sobre la cantidad fijada por el Servicio Murciano de Salud, de cerca de 500.000 euros por año y muy inferior a las que también ofertaron las otras dos empresas que se presentaron al concurso".

Asimismo, el Comité de empresa planteó que los 350 trabajadores de limpieza en el momento en el que se produjo la sucesión de empresa el 1 de julio de 2012 cumplían con los requisitos para ser incorporados a la nueva empresa, de acuerdo con la negociación aplicable, "por tanto la obligación de subrogación de la plantilla, además de ser conocida por Valoriza cuando realizó la oferta para la adjudicación, cumplía todas las exigencias reglamentarias y legales".

Teniendo en cuenta, puntualizan que "los puestos de trabajo ya están lo suficientemente ajustados para prestar el servicio de limpieza que el hospital necesita", reducirlo, declaran, "sería desastroso para la calidad del servicio y muy perjudicial para la salud de los enfermos y usuarios".

El Comité expone que la plantilla de la limpieza en el HUVA venía disfrutando desde hace décadas unas condiciones sociales y económicas, que configuran en su conjunto una condición más beneficiosa, incorporada a sus contratos y a su relación laboral como derecho adquirido.

ABIERTOS NEGOCIACIÓN, PERO DISPUESTOS A LA HUELGA

Finalmente proponía a la empresa que estaban abiertos a una negociación que resolviese el conflicto planteado pero que en todo caso no supusiese la pérdida de derechos básicos para los trabajadores. Tras lo que el Comité propuso un calendario de reuniones, celebrada la primera de ellas el martes, 14 de mayo.

Se celebraron dos asambleas de trabajadores, llegándose a la conclusión de seguir negociando con la empresa y hablar con los responsables del hospital y del Servicio Murciano de Salud, pero también se concluyó que en caso de que los posibles acuerdos que se pudieran alcanzar no respetasen los derechos básicos de la plantilla, "tendríamos que convocar una huelga de carácter indefinido".

El pasado lunes, 13, mantuvieron una reunión con la dirección del hospital, el martes con la empresa y este miércoles la celebración de una nueva asamblea general para dar cuenta a la plantillas de todas las cuestiones.

Aunque dejan claro que "los trabajadores de la limpieza del HUVA no somos responsables de los problemas que otros han generado y sin embargo pretenden seamos nosotros quienes paguemos sus consecuencias y desde luego no estamos dispuestos a permitir este atentado contra nuestros derechos y en definitiva contra los derechos de todos los trabajadores en general como usuarios de la sanidad pública".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies