Casi 12.000 euros por sesión en el Senado por las lenguas cooficiales

Senado
EP
Actualizado 11/01/2011 19:43:10 CET

Se costea con la reorganización de su presupuesto y la Cámara sólo ha pagado 4.500 euros para la compra de 400 auriculares

MADRID, 11 Ene. (EUROPA PRESS) -

El uso de las lenguas cooficiales en el Pleno del Senado, que tendrá lugar por primera vez la próxima semana, tendrá un coste de 11.950 euros por sesión, según ha explicado a Europa Press un portavoz de la Cámara. Sin embargo, ha precisado que el Senado no ha hecho ningún coste adicional para sufragarlo sino que ha reorganizado su presupuesto.

La reforma del Reglamento del Senado aprobada el pasado mes de julio con la oposición de PP y UPN permite a los senadores utilizar el catalán, gallego, euskera y valenciano en las sesiones plenarias, aunque sólo durante el debate de mociones y mociones consecuencia de interpelación y nunca en el control al Gobierno ni el debate de iniciativas legislativas.

Esta reforma se hará efectiva por primera vez el próximo martes en el debate de la primera moción, que corresponde a una iniciativa presentada por Entesa Catalana del Progrés sobre el abandono escolar.

Para hacerlo posible, el Senado ha reorganizado su presupuesto y ha destinado para cubrir los nuevos gastos los ya previstos para la traducción de las sesiones de la Comisión General de Comunidades Autónomas, el único foro en el que hasta ahora estaba permitido el uso de todas las lenguas.

En cada sesión plenaria de la Cámara Alta trabajarán siete intérpretes que se dedicarán a traducir al castellano la intervención del orador y nunca al contrario. En concreto, dos intérpretes serán los encargados de traducir del euskera, tres del catalán y valenciano y otros dos del gallego. Ellos mismos serán además los encargados de traducir por escrito las intervenciones para incluirlas en el diario de sesiones.

350.000 EUROS PARA 2011

El Senado dedica en su presupuesto de 2011 un total de 350.000 euros destinados al uso de las lenguas cooficiales. De ellos, 250.000 son para los Plenos mientras que los 100.000 restantes son para las reuniones que pueda haber de la Comisión General de Comunidades Autónomas.

El único desembolso adicional que ha tenido que realizar la Cámara para habilitar el uso de todas las lenguas ha sido la adquisición de los 400 auriculares que usarán los senadores, que ha tenido un coste de 4.500 euros.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies