Aviso: Esta noticia tiene más de un año. Última actualización: 09/12/2010

España intercede ante EEUU por ex presos cubanos que quieren viajar a ese país

El PP denuncia la pérdida de peso de las Cumbres Iberoamericanas

   MADRID, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

   España ha intercedido ante EEUU por los ex presos cubanos que, tras ser liberados y desterrados a nuestro país, han expresado su deseo de viajar al país norteamericano porque allí tienen familiares, ha revelado este jueves en el Senado la ministra de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Trinidad Jiménez.

   "Estamos trabajando con otras autoridades, sobre todo con las de EEUU, para que se agilice" el traslado de aquellos disidentes que han manifestado su voluntad de viajar a otro país, ha informado en una comparecencia ante la Comisión de Asuntos Iberoamericanos del Senado.

   Dos de ellos se encuentran ya en EEUU. Otros compañeros suyos quieren seguir sus pasos porque allí viven algunos de sus familiares.

   La ministra ha asegurado que "la mayoría" de los presos que han llegado a España tras ser liberados por el régimen castrista "se siente bien, integrados" en nuestro país, aunque haya unos "pocos" que hayan manifestado "disconformidad" con su situación.

   El senador del PP Dionisio García Carnero ha advertido de que la dictadura castrista ha liberado presos políticos sólo porque necesitaba hacer un gesto "magnánimo" tras la presión internacional a la que se vio sometida tras la muerte del disidente Orlando Zapata como consecuencia de una huelga de hambre mantenida en prisión.

   "No querer ver que en Cuba las cosas no han cambiado nada es engañarse a si misma", le ha espetado García Carnero a la ministra.

   No obstante, el senador 'popular' centró su intervención en denunciar que la Cumbre Iberoamericana que celebran cada año desde 1991 los países de habla castellana y portuguesa de América Latina junto a España, Portugal y Andorra "está perdiendo peso en el concierto internacional", una apreciación que el Gobierno rechaza.

   Esta pérdida de peso, ha continuado, es un objetivo que persiguen los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) capitaneados por la Venezuela de Hugo Chávez y al que ha contribuido con su ausencia el jefe del Ejecutivo español, José Luis Rodríguez Zapatero, por primera vez en la historia de unas cumbres que se crearon a iniciativa de España.

   Jiménez reiteró que Zapatero faltó a la cumbre por las medidas económicas que aprobó el viernes pasado el Consejo de Ministros y porque quería mantenerse en contacto con sus colegas europeos "para evitar ataques especulativos" contra las economías del 'euro', una explicación que no convenció al representante 'popular', entre otras cosas porque el primer ministro portugués, José Sócrates, cuyo país también sufre el acoso de los mercados, sí participó en la cumbre.

   El senador del PP preguntó a la ministra si pensaba recibir a la oposición venezolana y sobre las amenazas de Chávez de expropiar la filial del BBVA en ese país, pero no obtuvo respuesta.

   La ministra sí le respondió que España se opuso en la pasada Cumbre Iberoamericana celebrada en Mar del Plata (Argentina) los pasados 3 y 4 de diciembre a que hubiera una referencia en los documentos finales de condena de EEUU por las filtraciones de 'Wikileaks' como quería el presidente de Ecuador, Rafael Correa.

   Otros senadores le preguntaron por los casos de españoles que han visto invadidas sus tierras y propiedades en Venezuela. La ministra les ha explicado que gracias a la interlocución del Gobierno con el Ejecutivo de Chávez, éste les ha concedido un trato "privilegiado" (se trata de ciudadanos que tienen la nacionalidad venezolana) al aceptar estudiar unos 200 expedientes, algunos de los cuales se han solucionado.

Cargando el vídeo....
 
 

© 2014 Europa Press. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de esta web sin su previo y expreso consentimiento.