La CEP tacha la política penitenciaria de "peligroso laboratorio" y acusa a Rubalcaba por su "dialéctica sin red"

Actualizado 20/07/2010 16:22:12 CET

Dice que los beneficios a varios presos de Nanclares de Oca no ayudan a eliminar las especulaciones sobre "estrategias de trastienda"

MADRID, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Confederación Española de Policía (CEP) ha acusado hoy al Ministerio del Interior de convertir sus políticas penitenciarias con los presos de ETA en un "peligroso laboratorio de pruebas" que, a su juicio no ayuda a despejar las dudas sobre la "posible existencia de estrategias antiterroristas de trastienda".

Además, el sindicato critica que el ministro Rubalcaba incurrió en "un ejemplo muy poco edificante de equilibrismo dialéctico sin red" cuando ayer aseguró que en Nanclares de Oca ya no hay presos de ETA en referencia al perfil disidente de los internos etarras agrupados en esa prisión.

"La CEP condena en los términos más contundentes el que el Gobierno haya convertido la política antiterrorista que se aplica a los reclusos de la banda en un peligroso laboratorio de pruebas que premia a unos individuos que han sido condenados, en la mayor parte de los casos, por delitos de extrema gravedad", dice el sindicato por medio de un comunicado de prensa.

Consideran que es los beneficios penitenciarios aplicados a varios de los internos etarras en la cárcel de Nanclares de Oca (Álava) es "toda una paradoja que se enfrenta de forma alarmante al endurecimiento del Código Penal en esta materia, recientemente aprobado en las Cortes". "Los presos de ETA, al igual que el resto de miembros de sus organizaciones satélites, deben mostrar públicamente su desafección como consecuencia de haber interiorizado que no existe esperanza alguna o futuro ante una lucha terrorista que jamás les acercará a sus quiméricos planteamientos", añaden.

Asimismo, la CEP entiende que las palabras de Rubalcaba son "un ejemplo muy poco edificante de equilibrismo dialéctico sin red". "Ha despojado a los reclusos beneficiados con mejoras en su situación penitenciaria de la condición de terroristas", denuncia la nota al tiempo que agrega que "la única verdad en un Estado de Derecho, la judicial, ha acreditado que los individuos beneficiados ahora por este régimen penitenciario más laxo, aunque no irregular, pertenecieron a una organización terrorista o colaboraron con ella".

"Un delito de semejante gravedad no puede jamás verse atemperado en sus calificativos y, quizás más grave, es incompatible con el discurso de todo un ministro del Interior que se venía caracterizando por la defensa de planteamientos de firmeza y consenso político frente a la actividad de ETA", insisten.

A su juicio, "este tipo de noticias en nada contribuyen a desterrar del debate político la posible existencia de estrategias antiterroristas de trastienda y generan una honda preocupación en el seno del Cuerpo Nacional de Policía". "Por ello, reclamamos al Gobierno y a la oposición, al primero como protagonista y a la segunda como elemento fiscalizador del combate contra ETA, un solo discurso y el abandono de cualquier matiz léxico que contribuya a que los reclusos de la organización terrorista alberguen la mínima esperanza de un futuro penal más beneficioso", zanja la CEP.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies