Ferraz pone urnas por sorpresa para votar un Congreso y los críticos recogen firmas para una moción de censura

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Ferraz pone urnas por sorpresa para votar un Congreso y los críticos recogen firmas para una moción de censura

Votación en urna dle Comité federal del PSOE
EUROPA PRESS
Actualizado 01/10/2016 19:09:00 CET

MADRID, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

La colocación de urnas por sorpresa del sector de Pedro Sánchez, para una votación secreta sobre la celebración de un Congreso Extraordinario de manera inmediata, ha elevado la tensión del Comité Federal que se está celebrando hoy en la sede del PSOE en la calle Ferraz. Esto ha provocado que el sector crítico detuviera el proceso de votación y que comenzara la recogida de firmas para realizar una moción de censura contra le Ejecutiva.

Tras reiniciar la sesión cerca de las seis de la tarde, después de uno de los múltiples recesos que se han hecho hoy en el Comité Federal, se estaba discutiendo sobre si se votaba en urna o a mano alzada la celebración de un Congreso Extraordinario cuando propone la Ejecutiva en funciones, es decir, a mediados de noviembre.

Sin embargo, en medio de la discusión, Pedro Sánchez y la Ejecutiva Federal en funciones se han levantado, sin que la presidenta diera la orden de ir a votar, y se han dirigido a las urnas que han sacado por sorpresa y que estaban preparadas, según uno de los presentes, detrás de las pared del Comité Federal.

La salida de Sánchez y lo que queda de su Ejecutiva ha sido interpretada por los presentes como que abandonaban la sala del Comité Federal. Sin embargo, después se han dado cuenta de que no es que se fueran, sino que se habían levantado para ir a votar.

ACUSACIONES DE "PUCHERAZO"

Ante esta situación, los críticos han advertido de que se estaba votando sin el control de la Mesa del Comité Federal y sin un censo impugnable y han comenzado a oírse dentro de la sala gritos de "pucherazo" y de "tramposos".

Los críticos han considerado que la votación que se estaba llevando a cabo era "ilegal" porque se estaba haciendo fuera de todos los controles del partido y escondida de la vista del Comité Federal.

Este hecho ha generado situaciones de tensión con algunos dirigentes llorando o a punto de la histeria y otros calificando la situación de "lamentable" y de "locura". Algunos dirigentes que habían venido a Madrid con la intención de respaldar a Pedro Sánchez, estaban sorprendidos por la actuación de la Ejecutiva en funciones y se estaban replanteando su posición, según han asegurado a Europa Press.

Entre toda esta confusión, la presidenta andaluza, Susana Díaz, ha pedido que se parara la votación y que se haga de una manera ordenada y limpia.

RECOGIDA DE FIRMAS PARA MOCIÓN DE CENSURA

Además, el sector crítico ha comenzado a repartir impresos entre los miembros del Comité Federal para recoger firmas con las que hacer una moción de censura contra el secretario general Pedro Sánchez y sus afines en la dirección.

Según el artículo 36 "c" de los estatutos del PSOE, es necesario un 20 por ciento de los miembros del Comité Federal para poder presentar una moción de censura contra la Comisión Ejecutiva Federal y ésta tiene que ser apoyada por la mayoría absoluta de los integrantes del máximo órgano de gobierno del PSOE entre congresos.

Este hecho, la recogida de firmas para la moción de censura, ha sido aprovechado por los dirigentes de la Ejecutiva en funciones para decir que los críticos sí están reconociendo a la Ejecutiva de Pedro Sánchez alegando que no se puede hacer una moción de censura a una Ejecutiva que no se reconoce.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies