Iglesias no irá esta tarde a la reunión entre el PSOE y el Polisario, molesto porque éste ha intentado variar la agenda

Marcelino Iglesias
EP
Actualizado 14/02/2011 12:51:16 CET

Sobre el viaje de Bono a Guinea, afirma que "a veces la política exterior tiene contradicciones"

MADRID, 14 Feb. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Organización del PSOE, Marcelino Iglesias, no acudirá esta tarde a la reunión prevista con el Frente Polisario porque el movimiento independentista ha intentado variar la agenda prevista en el último momento, según han informado a Europa Press fuentes cercanas a Iglesias.

El PSOE está molesto por el anuncio del Polisario de que el encuentro será para recabar el apoyo de los socialistas a la celebración de un referéndum de autodeterminación en el Sáhara y llegó a plantearse anoche la posibilidad de cancelarlo.

Sin embargo, finalmente habrá una reunión con la secretaria de Política Internacional, Elena Valenciano, pero no con el 'número tres' del partido, y el PSOE intentará ceñirse a la agenda pactada de antemano.

La reunión la acordó el pasado noviembre la propia Valenciano, en el marco de un encuentro de la Internacional Socialista en París y al hilo de la decisión de Marruecos de desmantelar el campamento Gdeim Izik, a las afueras de El Aaiún, donde llegaron a concentrarse cerca de 20.000 saharauis para reclamar mejoras sociales y económicas.

Según fuentes de la Secretaría de Organización, el motivo de la reunión era, inicialmente, que el PSOE medie para intentar organizar un encuentro entre el Polisario y los socialistas marroquíes (la USFP, miembro también de la Internacional Socialista) y, en general, estrechar la relación entre el PSOE y el Polisario, pero no hablar del referéndum de autodeterminación.

El propio Iglesias ha dejado caer su malestar durante su participación en un desayuno del Foro Nueva Economía, confirmando que "la reunión no era para hablar del referéndum" y que los representantes del Polisario "han introducido algunas cuestiones que no estaba previsto tratar".

EN EL SÁHARA, "CON PIES DE PLOMO"

En todo caso, ha subrayado que el Gobierno español y en el PSOE tienen que actuar sobre este asunto "con pies de plomo". "Sabiendo muy bien lo que nos jugamos en el sur", ha remarcado.

Así, ha subrayado que, para España, Marruecos es uno de los "vecinos más importantes", como lo es todo lo que "sucede al sur del Mediterráneo". "Creo que desde España tenemos que ser muy cuidadosos y tener mucha sensibilidad con las decisiones que tomamos respecto a Marruecos", ha concluido.

BONO Y OBIANG

Por otro lado, el dirigente socialista ha evitado valorar el viaje a Guinea Ecuatorial de una delegación parlamentaria encabezada presidente del Congreso, el socialista José Bono, y sólo ha afirmado que "a veces la política exterior tiene contradicciones".

Iglesias ha reaccionado así cuando se le ha preguntado, en concreto, por las palabras de Bono cuando le dijo al dictador Teodoro Obiang que a España y Guinea hay más cosas las unen que cosas que las separan.

El también presidente aragonés no ha querido valorar la expresión concreta y se ha limitado a señalar que fue un viaje "institucional, con representantes de varios partidos" y "pactado" con el Ministerio de Exteriores.