El PSOE pide a PP y Ciudadanos serenidad en torno a Cataluña porque se están radicalizando como la CUP y los CDR

Adriana Lastra, portavoz del PSOE, en la tribuna
EUROPA PRESS
Publicado 10/07/2018 15:38:53CET

MADRID, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

La 'número dos' del PSOE, Adriana Lastra, ha hecho un llamamiento a PP y Ciudadanos para que "se serenen" porque con sus críticas al encuentro entre el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, y el presidente de la Generalitat, Quim Torra, se están situando en el grupo de "los radicales", junto a la CUP y los Comités de Defensa de la República (CDR).

En declaraciones a los medios de comunicación antes de presidir la reunión del Grupo Parlamentario Socialista, Lastra se ha referido a la advertencia lanzada este martes por el portavoz parlamentario del PP, Rafael Hernando, sobre las concesiones que se verá obligado a hacer Sánchez a los independentistas, y que serán mayores que las que hizo el anterior presidente socialista, José Luis Rodríguez Zapatero, según auguran los 'populares'.

"El PP empieza a convertirse en una caricatura de sí mismo. Cuando toda España está, digamos contenta, o al menos ve algo de esperanza en la senda que empezó a abrirse ayer con la reunión con los dos presidentes, lo que vemos es que los radicales, en este caso PP, Ciudadanos, la CUP y los CDR son los que no quieren que se dé esa normalización de las relaciones", ha contestado la portavoz del PSOE en el Congreso.

Lastra les ha pedido por tanto "que se serenen" y "aprendan algo" de la oposición "leal" que practicó el PSOE, que apoyó a la anterior vicepresidenta del Gobierno y hoy candidata a liderar el PP, Soraya Saénz de Santamaría, en la llamada Operación Diálogo para restablecer puentes entre el Ejecutivo español y la Generalitat.

"No esperamos que se comporten como el PSOE en la oposición, porque eso es imposible, nosotros fuimos leales con el Estado, ellos han demostrado en múltiples ocasiones que no lo son", se ha sincerado.

Pero lo que esperan los socialistas del PP y de Ciudadanos es que "sean al menos leales con la sociedad española, que espera vivir una relación de normalidad entre instituciones" y que se baje "un poco el diapasón entre Cataluña y el resto de España". "Esperamos que ellos, representantes también de esa ciudadanía, aprendan algo de los ciudadanos españoles", ha zanjado.