Rajoy afronta el debate con la mano tendida al diálogo para "intentar" que la legislatura "dure cuatro años"

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Rajoy afronta el debate con la mano tendida al diálogo para "intentar" que la legislatura "dure cuatro años"

329756.1.644.368.20161025165555
Vídeo de la noticia
Actualizado 26/10/2016 8:52:19 CET

MADRID, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha anunciado este martes que ha aceptado el encargo del Rey de someterse a una nueva sesión de investidura, tras la "razonable y responsable" decisión del PSOE de permitir con su abstención que se forme gobierno. Y dado que solo cuenta con 137 diputados, ha avanzado que acudirá a ese debate en el Congreso con la mano tendida al diálogo para "intentar que la legislatura dure cuatro años".

"El Rey me ha encargado que vuelva a someter mi candidatura y yo he aceptado el encargo. Creo que es una actitud coherente con la posición que he defendido en todo este infructuoso periodo de interinidad política", ha dicho el jefe del Ejecutivo en funciones en una rueda de prensa en el Palacio de la Moncloa tras su entrevista con Felipe VI. La presidenta del Congreso, Ana Pastor, ha confirmado que esa sesión se iniciará este miércoles y no será hasta el sábado cuando Rajoy logre ser investido en segunda votación con la abstención anunciada por los socialistas.

Rajoy ha celebrado que el "entendimiento" entre los partidos constitucionalistas que comparten una posición común en temas clave se pueda abrir paso "aunque sea de forma limitada", así como que no se vuelvan a repetir las elecciones por tercera vez, algo que, según ha subrayado, ya tiene "consecuencias muy positivas para España".


"TRABAJARÉ POR UN GOBIERNO ESTABLE Y DURADERO"

Aunque ha dicho ser consciente de las "dificultades" que entraña gobernar en minoría, ha recalcado que se ha "equivocado de plano" todo aquel que haya podido pensar que el PP o él mismo podían "caer en la tentación de abandonar la responsabilidad con España o jugar con tácticas ventajistas". "España necesita un gobierno cuanto antes y estoy obligado a hacer todo cuanto esté en mi mano para que eso sea una realidad", ha enfatizado, para reconocer que los tiempos y las circunstancias "son las que son".

Rajoy ha afirmado que si resulta investido presidente este fin de semana trabajará "desde el primer día para que ese gobierno sea capaz, estable y duradero". "Soy consciente de que eso solo será posible con dialogo y con acuerdos", ha enfatizado, para dar las gracias a los militantes del PP por actuar con "responsabilidad, inteligencia y mesura" en estos últimos meses que "no han sido fáciles".

Tras subrayar que España ha vivido una situación sin "precedentes" después de más de 300 días en funciones, "una parálisis legislativa absoluta" y "multitud de problemas demorados", Rajoy ha confiado en que se ponga "fin a esa época" y puedan abrir un nuevo periodo basado en el "diálogo, el entendimiento y la cooperación" y no en los "maximalismos". "Responsabilidad y compromiso son las palabras que tendremos que conjugar todos en los próximos tiempos", ha exclamado.

LA RESOLUCIÓN DEL PSOE

Una vez más ha reconocido que la resolución aprobada este sábado por el Comité Federal del PSOE incluye aspectos "positivos" y "razonables" mientras que en otras cosas "las discrepancias son mayores". Dicho esto, ha apostado por hablar de las pensiones, la educación y la financiación autonómica o los servicios sociales. A su juicio, las discrepancias no son grandes porque en lo "sustancial" ya coinciden como la unidad de España, la soberanía nacional o la igualdad entre españoles, por lo que a partir de ahí se podrá hablar de muchas cosas.

De hecho, y ante el hecho de que esa resolución incluya derogar reformas clave del PP en la pasada legislatura como la reforma laboral, la Ley de Educación o la llamada 'Ley Mordaza', Rajoy ha apostado por poner el acento en los temas en los que pueden estar de acuerdo. "Estoy dispuesto a incidir en los temas que unen y aparcar los temas que nos separan o hacer el doble de de esfuerzo para que dejen de separarnos", ha proclamado.

"VOY A INTENTAR QUE DURE CUATRO AÑOS"

Al ser preguntado si se le pasa por la cabeza la posibilidad de que se disuelvan antes las Cortes si la legislatura se convierte en un todos contra el PP, Rajoy ha dicho que "en estos momentos" no se le pasa por la cabeza plantearse una disolución del Parlamento. "Mi voluntad y lo que voy a intentar es que la legislatura dure cuatro años", ha resaltado.

Aunque el Rey ha conversado con otros portavoces sobre la posible reforma de la Constitución, el jefe del Ejecutivo ha afirmado que el monarca no le ha dicho "ni una sola palabra" sobre la modificación de la Carta Magna, si bien ha indicado que se abre una etapa en la que va a haber que "hablar y dialogar mucho".

"Es algo que diré en mi discurso de investidura y a partir de ahí ya veremos qué es lo que hay que reformar, qué hay que hacer y en qué cosas nos ponemos de acuerdo", ha remachado el presidente del Gobierno en funciones.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies