El Rey llama a los jóvenes diplomáticos a ejercer con lealtad a España y proyectar su mejor imagen, basada en valores

El Rey Felipe y la Reina Letizia en Premios Fundación Víctimas del Terrorismo
TWITTER DE CASA REAL
Publicado 29/01/2018 13:19:44CET

Elogia a la carrera por su "sentido de Estado y espíritu de servicio, que "ha contribuido a garantizar para España el relevante papel que merece"

MADRID, 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Rey Felipe VI ha llamado este lunes a los jóvenes diplomáticos a ejercer su compromiso siendo "siempre leales" a España y a las órdenes del Gobierno democráticamente elegido en cada momento, a "defender los intereses de España" y "proyectar su mejor imagen", una imagen basada en principios y valores.

"Una imagen cuyos contornos han de quedar definidos por la defensa de los principios y valores a los que como sociedad aspiramos y que, como servidores públicos en cumplimiento del mandato constitucional, estamos siempre llamados a defender y promover", ha dicho durante el acto de entrega de despachos a la 69 promoción de la Escuela Diplomática.

Tras entregar los documentos que acreditan como secretarios de embajada a los 11 hombres y ocho mujeres recién salidos de la Escuela Diplomática, les ha llamado a ejercer con "sentido de Estado y siempre con la máxima diligencia y profesionalidad".

Además, les ha advertido de que "la vida del servidor público" no es "ajena a sinsabores y renuncias" --"parece que siempre hay que recordarlo, pero es verdad", ha dicho--. En el caso de los diplomáticos, cuando desempeñen sus labores "lejos de España y a menudo en entornos difíciles", a las "dificultades que siempre entraña el dedicarse al servicio del Estado" se sumarán "la soledad, la lejanía y las servidumbres" que deberán compartir también sus familias.

Su compensación, ha dicho, será la de representar a España y poder defender y socorrer a los españoles en escenarios lejanos. "Pocas misiones pueden ser más honrosas y gratificantes, sin buscar mayor premio que eso que sabemos todos los que estamos en el servicio público, la satisfacción del deber cumplido", ha remarcado.

El Rey ha dedicado palabras de elogio a la Carrera Diplomática que, según ha dicho, "demostrando un gran sentido de Estado y un encomiable espíritu de servicio, ha contribuido a garantizar para España el relevante papel que merece y que ocupa en la comunidad internacional". De hecho, ha subrayado que entre los presentes en el acto hay muchos diplomáticos con los que él ha compartido momentos y de los que ha "aprendido".

LOS "OBSTÁCULOS" DEL SERVICIO AL ESTADO

A los nuevos secretarios de embajada, les ha agradecido el haber escogido esta profesión, les ha felicitado por el éxito de años de estudio pero les ha avisado de que "ahora empieza todo" y de que tendrán que "superar muchos obstáculos" en el "camino del servicio al Estado".

"Bienvenidos al Estado", les ha dicho, utilizando una expresión que, según ha explicado, suele usar informalmente con funcionarios y servidores públicos. "Siempre llevaréis ese gusanillo del servicio público", ha añadido. El Rey, por su parte, les ha asegurado que siempre tendrán su apoyo además del reconocimiento de la nación.

Pese a la solemnidad del acto, celebrado en la Escuela Diplomática, el Rey se ha mostrado cordial y hasta distendido, y ha llegado a bromear con contratar como "speechwriter" (escritor de discursos) al número uno de la promoción, Gonzalo Muñoz, que ha sido el encargado de hacer una breve intervención en representación de los nuevos diplomáticos.

En ella, Muñoz ha expresado el orgullo del colectivo por ser "punta de lanza" de la acción exterior de un país con vocación global, ha recalcado que no habrá en ellos ningún conformismo y ha subrayado que ante los retos actuales "el ensimismamiento y el repliegue" no son una opción viable.

Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Alfonso Dastis, les ha deseado a los jóvenes secretarios de embajada espíritu de servicio, generosidad, alegría y éxitos y también "entereza" para afrontar los inevitables reveses.

DASTIS: VERÁN REVOLUCIONES, PERO ESPERA QUE NO EN ESPAÑA

El ministro ha hecho un repaso de los posibles cometidos que afrontarán los diplomáticos, desde representar a España a negociar tratados o atender a los españoles en el exterior. También "informar de crisis y revoluciones", ha dicho, antes de añadir "en España no, espero", entre sonrisas del auditorio.

Por su parte, el director de la Escuela Diplomática, Ramón Gil-Casares, ha subrayado como la profesión requiere "sacrificios y dedicación" y ha hecho hincapié en la formación que reciben los diplomáticos, ahora también en materia de comunicación. El objetivo, ha dicho, es que sepan comunicar en el exterior y que los españoles lo vean con el "orgullo", ha dicho, que provocan las intervenciones del Rey defendiendo los intereses de España.

Gil-Casares ha destacado que los jóvenes diplomáticos proceden "de todas las regiones de España", no solo de "Barcelona y Madrid", que son los principales lugares de origen, sino también de Ávila, Burgos, Gerona, Jaén, León, Málaga, Palencia, Valencia y Valladolid. Los miembros de la 69 promoción tienen entre 26 y 38 años y tienen formaciones diversas, desde Derecho y Ciencias Políticas hasta Administración de Empresas, Periodismo y Traducción e Interpretación.